Cerrar Publicidad (10s)

Sin dudas este hecho, más allá de lo curioso que puede resultar ser, nos hace analizar el poder de persuasión que tienen las redes sociales y sus insospechadas consecuencias.

Un hecho llamativo se registró en Instagram cuando Belle Delphine, una modelo cosplayer, decidió vender el agua de su bañera.

Para mostrar que el producto era real, haciendo gala de su erotismo, la influencer de 19 años subió un video para ofrecer el llamativo producto, jugando con el agua y haciendo sensuales gestos,

"Ahora estoy vendiendo el agua de mi baño para todos ustedes, sedientos jugadores de videojuegos", escribió en el posteo que derivaba a su tienda online.

Como si fuera poco y para incentivar aún más a sus fans, la modelo compartió diferentes videos donde aparece en el agua, usando atuendos muy ajustados. 

A pesar de lo antihigiénico y extraño de su propuesta, los resultados que obtuvo fueron sorprendentes.

Miles de seguidores de Delphine ingresaron a su tienda online y compraron el artículo llamado "Gamer Girl Bathwater", que costaba $30 dólares el frasco, agotando el stock al instante.

Repercusiones

El hecho se volvió tan viral que pronto salieron a la luz una serie de fake news sobre las consecuencias de haber consumido el producto.

Por otra parte, también se compartieron algunos videos en los que mostraban cómo los compradores usaban el agua para cocinar, tomar o incluso vaporizarla como si se tratara de una esencia para cigarrillo electrónico.

Más allá de lo curioso de este hecho, llama la atención el nivel de adicción que pueden generar las redes sociales y los fenómenos que genera el fanatismo por una figura famosa.

Repecto a la instagramer Belle Delphine, reveló que “pronto” habrá más, aunque confesó que “estos días han sido muy extraños” al tener que tomar tantos baños. “No esperaba que tanta gente estuviera interesada”. 

Cargando más noticias...