Cerrar Publicidad (10s)

Toda la oficialidad del cuerpo de Bomberos de Penco renunció a su cargo tras la crisis generada por una serie de denuncias de manejos económicos irregulares, además de la fiesta en la que hubo drogas, alcohol y un presunto abuso sexual al interior de un cuartel.

Salieron de su cargo el superintendente, Marco Parada, además del comandante, secretario general y tesorero general, lo que se suma a la suspensión vigente del segundo comandante, Luis Sanfuentes, sancionado por el consejo superior de disciplina.

Existe una sugerencia por parte de la Junta Nacional de Bomberos de que el cuerpo sea intervenido, lo que no ha sido acatado, ya que una vez renunciada la cabeza de la institución, se citó a elecciones generales para este domingo.

Dino Olivieri, presidente del Consejo Regional de Bomberos detalló que “no están acatando una sugerencia que está haciendo la Junta Nacional de Bomberos en el sentido que debían haber sido intervenidos”.

El llamar a elecciones, indicó Olivieri, “parte con el siguiente vicio; de acuerdo a cualquier situación reglamentaria, cuando renuncian los oficiales generales, toma el cuerpo de Bomberos una persona que no esté renunciada, que podría ser el director más antiguo o algún oficial no renunciado”.

“Ese oficial tiene que llamar a una reunión extraordinaria del directorio que queda, en este caso los directores de compañía, más los miembros no renunciados y el directorio acepta o rechaza la renuncia y de acuerdo a reglamento puede poner en el cargo por tres meses a un nuevo oficial o llamar a una nueva elección”, cerró.

Al momento no ha sido posible contar con una versión oficial del superintendente de Bomberos de Penco, Marco Parada, quien no ha estado disponible para entregar una versión al respecto.

Cargando más noticias...