22/08/2019 | 14.5ºC Concepción |
ACTUALIDAD DESTACADO

Realizan en Concepción el primer trasplante doble de un paciente fuera de Santiago

Clínica Sanatorio Alemán ha realizado 33 trasplantes hepáticos y éste es el primer trasplante renal que efectúa la Unidad que lidera el cirujano Franco Innocenti.

La madrugada del miércoles 10 de julio será inolvidable para Clínica Sanatorio Alemán, ya que la Unidad de Trasplante, liderada por el cirujano Franco Innocenti efectuó el primer trasplante combinado hígado-riñón, lo que se convierte en todo un hito para la medicina regional. “Es el primer trasplante doble que se hace fuera de Santiago y eso es un avance muy importante para nuestra Región”, destacó el hepatólogo.

El beneficiario de este inédito procedimiento de alta complejidad es un hombre de 52 años, diabético y que presentaba falla en el hígado por una cirrosis y que además tenía falla renal severa, de hecho requería hemodiálisis, tres veces por semana. El paciente fue derivado a la clínica desde el Hospital Higueras de Talcahuano, “él estaba en lista de espera hace dos años y hace cuatro se encontraba en una situación muy crítica”, relató el trasplantólogo. Padecía una cirrosis hepática que le generó varias complicaciones (por ejemplo hemorragias digestivas e infecciones abdominales) y por lo mismo ese cuadro sumado a la falla renal lo tenían candidato a trasplante para cambiar los dos órganos que estaban funcionando mal.

El doctor Innocenti precisó que más de la mitad de los hospitales de Santiago nunca han hecho un procedimiento de este tipo, por lo que “es un logro para nosotros, como clínica y como región, porque le estamos dando una oportunidad a este paciente que está evolucionando de una manera muy positiva a pocas horas de esta cirugía que sin duda implica un gran e intenso trabajo en equipo. El trasplante comenzó a las 5:00 horas del miércoles recién pasado y terminó alrededor de las 13:00 horas. “Detrás de un procedimiento como éste hay un grupo humano digno de destacar, partiendo por el gesto que tuvo la familia que decidió donar los órganos, lo cual nunca es fácil. También hay coordinación para que el procuramiento, que en este caso fue fuera de Concepción, se efectuara sin contratiempos; luego viene todo lo relacionado con la cirugía que comenzó con la instalación del hígado y que siguió con el trasplante de riñón. Y no podemos dejar de mencionar todo el manejo de la unidad de cuidados intensivos que está a cargo de la evolución  del paciente”. Por otra parte es muy importante contar con los servicios de apoyo diagnóstico que dan seguridad y confianza en el proceso (Banco de Sangre, Laboratorio e Imagenología, por mencionar algunos)

Por todo lo anterior, “este procedimiento fue y es especial, ahora podemos ofrecer a un paciente que tiene un problema muy complejo”, una oportunidad para mejorar su calidad de vida. El médico explica que “no es difícil que un paciente necesite trasplante combinado, pero hasta ahora no habíamos tenido ni el desarrollo ni la autorización para poder hacerlo, pero hoy ya estamos en condiciones de hacerlo.

Cabe consignar que el paciente, a poco más de 24 horas del trasplante, “se encuentra bien, despierto, orina en una hora lo que orinaba en un día; el riñón está dando señales de función, el hígado está tranquilo como se espera en el día 1, así es que se espera que sigamos por ese camino.

Estamos contentos, pero como siempre muy cautos, porque cada día, como hemos vivido con otros pacientes, tiene su afán y a veces las noticias no son tan buenas al día siguiente”.

Por su parte la doctora Paulina Romagnoli, directora médica de Clínica Sanatorio Alemán, señala que este procedimiento es muy importante para la comunidad local y nacional, sobre todo para el centro sur de Chile, ya que “para llegar a desarrollar una cirugía de esta complejidad, de sustitución de órganos, se necesitan médicos de vanguardia, con una gran formación muy completa, que tengan experiencia… Además se requieren unidades de apoyo tecnológico y unidad de cuidados intensivos potente y nosotros acá, en esta Clínica, contamos con eso y es un verdadero honor…” De verdad nos enorgullece, porque un trasplante no es una cirugía en particular que empieza y termina en 3 o 4 horas, es un proceso en el que hay una etapa previa en la que trabajamos en conjunto con el sistema público, porque esa es la idea”. Acotó que en la mayoría de los casos de trasplante estamos trabajando con pacientes que no tienen la posibilidad económica de hacerlo en un centro de salud privado y con el esfuerzo del Estado, “nosotros podemos trabajar con el equipo médico, técnico, de enfermería y profesionales para dar ese apoyo y brindarles una oportunidad parta que vivan y vivan mejor. Nosotros esperamos que esto tenga  continuidad… El salto que hoy estamos dando es que ahora hacemos trasplantes renales y eso con la experiencia de la Unidad que lidera el Dr. Innocenti es motivo de satisfacción por el bien de las personas que lo necesitan”.