Cerrar Publicidad (10s)

Un historial de irregularidades reveló un informe de la Municipalidad de Talcahuano respecto al funcionamiento fuera de la normativa del galpón de la empresa Aceros y Metales, lugar en el que falleció la única víctima que dejó el paso de la tromba marina.

Eddy Maldonado Adazme (70), trabajadora del lugar, murió aplastada por un container que cayó sobre la oficina de madera improvisada que ocupaba para cumplir sus funciones, lo que se suma a que evidentemente la medidas de sujeción de la estructura que la terminó matando no estaban en regla.

En un informe emanado por el Departamento de Obras Municipales de Talcahuano se do cuenta al responsable que no se recepcionarán las obras ya que no se subsanaron 14 observaciones, entre ellas, la existencia del galpón y las oficinas en cuestión, las que no estaban en el proyecto original.

A eso se suma que el 22 de mayo de 2018 caducó su patente provisoria. El informe citado del 18 de diciembre del mismo año le comunica además que el municipio no recepcionará las obras.

En sendas fiscalizaciones, el 9 de octubre de 2018 y el 13 de marzo de 2019 se cursaron infracciones por estar operando fuera de la normativa.

Henry Campos, alcalde del puerto, dijo que “esta empresa estaba trabajando sin recepción municipal, estuvo con una patente provisoria cerca de un año y esa se le venció, fue infraccionada dos veces consecutivas y ellos no subsanaron las irregularidades de esta edificación”.

Por el fallecimiento de Maldonado sus hijos presentaron una querella por cuasidelito de homicidio, causa que hoy investiga el Ministerio Público.

El abogado querellante, Andrés Durán, expuso que “encontramos impresentable como esta empresa ha funcionado a lo largo de todos estos años, recordemos que en mayo de del 2018 le caduca la patente provisoria y de ahí en más ha sido una seguidilla de irregularidades”.

Cargando más noticias...