21/10/2019 | 10.8ºC Concepción |
ECONOMÍA INTERNACIONAL

Ventas de Huawei caen 40 % tras veto de EE.UU.

El fundador de Huawei, Ren Zhengfei, anunció la caída de un 40% de sus ventas de teléfonos fuera de China, por lo que recortará la producción en US$ 30 mil millones en los próximos dos años.

El anuncio de Ren Zhengfei, es el primer reconocimiento del impacto que supone para Huawei las medidas de Estados Unidos en contra de su empresa, acusada de colaborar con el régimen chino.

Durante una charla organizada en las oficinas de la localidad de Shenzhen, al sur de China, el fundador de Huawei reconoció la caída de ventas fuera de China. “Sí, cayeron un 40%”, respondió tras la pregunta de un periodista.

Sin dar más detalles, un ejecutivo de Huawei explicó más tarde que se trata de una caída de 40% de ventas fuera de China entre mayo y junio, tras el veto de Estados Unidos.

Ventas en China

El CEO de 74 años destacó que las ventas dentro de China han crecido “muy rápido”, confirmando que la compañía tiene previsto recortar la producción en 30.000 millones de dólares en los próximos dos años, aunque no especificó en cuál de sus actividades.

El año pasado Huawei fue el número dos mundial en producción de teléfonos –por delante de Apple y por detrás del surcoreano Samsung– y líder mundial en equipamiento para telecomunicaciones.

En 2018 la compañía vendió un total de 206 millones de teléfonos, aproximadamente la mitad en China y el resto en el extranjero.

En 2018 Huawei inyectó 100.000 millones de dólares a su producción, por lo que una reducción de 30.000 millones supone una caída del 30%.

Veto de Estados Unidos

Washington puso a la Huawei en una lista de empresas que no pueden comprar componentes electrónicos en Estados Unidos sin permiso de la administración, aunque la medida está suspendida de momento durante 90 días.

Esto ocurre debido que Estados unidos teme que el gobierno chino espíe a través de los sistemas de telecomunicaciones de Huawei, un temor que se explica en parte porque Ren fue ingeniero del ejército chino y por la estructura de esta compañía privada, que algunos consideran opaca.

Huawei niega cualquier relación con el gobierno chino y afirma que Estados Unidos no ha dado ninguna prueba de sus acusaciones.