22/08/2019 | 8.3ºC Concepción |
DEPORTES DESTACADO

La joven sampedrina que es toda una promesa en el patinaje artístico

La joven sampedrina complementará sus entrenamientos durante las tardes en el Colegio Darío Salas de la comuna.

Recién tiene 14 años y ya se posiciona en el Nº16 del ranking de patinadoras en su categoría a nivel nacional. Su nombre es Martina Sofía Fuentealba Rodríguez quien suma más de 40 medallas como premios y reconocimientos y que es vecina de San Pedro de la Paz.

Su pasión por el patinaje comienza con sólo 9 años cuando Martina inicia este deporte en un taller de Patinaje en las dependencias de su colegio para luego formar parte del Club Federado de Patinaje Artístico Escriva de Balaguer en Chiguayante. 

Para complementar sus entrenamientos, desde el municipio sampedrino, le facilitaron la cancha del Colegio Darío Salas en donde practicará 1 hora de lunes a viernes. Esta pequeña patinadora representa a la Liga Biobío de Patinaje Artístico, en donde en los últimos 4 campeonatos libres ha logrado los primeros lugares año 2018. Su actual categoría es la Escuela BCadete.

Martina comenta que, “cuando estoy patinando, siento que los patines son parte de mí, de mis pies. Al patinar siento algo que no todos sienten, es algo como una adrenalina y que no sé cómo explicar”.

Uno de sus mayores desafíos fue participar en el 3º Open Internacional de Patinaje Artístico en la ciudad de Capao de Canoa, Brasil durante 2017 en donde obtuvo el 2º lugar en su categoría.

Su madre, Daphne Rodríguez indicó que, “ella es un complemento perfecto. Nunca en su vida se había subido a patines y una tarde llega y nos dice ‘quiero patinar’, por lo que le compramos patines. Partióapoyada de una mesita con cero equilibrio en donde comenzó a avanzar. Y una vez en el colegio su entrenador se dio cuenta de que ella tenía mucho potencial por lo que nos ofreció irnos a su academia para que Martina entrenara de una manera más profesional”.

Y agregó que, “vemos que ella vibra con el patinaje, su vida son los patines porque a donde quiera que vamos ella lleva sus patines en el auto. Ella es un buen complemento porque además es buena alumna y buena hija”, sostuvo la madre.

Su padre Luis Fuentealba comenta que,“una vez le dije ‘te voy a quitar los patines y los voy a vender. No vas a patinar más’… Martina tenía 10 años cuando después me escribió una carta en donde me decía ‘papá no me quites los patines porque son lo más importante que tengo’, fue entonces cuando me di cuenta de lo relevante que era para ella porque se lo había tomado en serio”.

Esta joven adolescente del sector de Spring Hill tiene claro sus objetivos, al terminar la enseñanza media pretende estudiar Derecho, mientras tanto se proyecta en las competencias de patinaje artístico.

De esta manera, Martina es un referente para decenas de otras niñas que practican el mismo deporte o que desean practicarlo, el consejo que ella entrega es que “si lo quieren, que se esfuercen para poder algún día lograr sus objetivos, porque una cosa es sólo patinar y otro es ganar”.

El mensaje es uno solo, y Martina lo tiene claro, ahora se prepara para una próxima competencia la que se realizará en Talcahuano a fines de julio de 2019.