Cerrar Publicidad (10s)

Hasta las oficinas de Fonasa en Concepción arribó el Seremi de Salud del Biobío, Héctor Muñoz, para conmemorar mayo como el mes de las mediciones, hito que nace en 2017 a través de la Sociedad Internacional de Hipertensión, con el objetivo de aumentar el grado de conciencia respecto a los riesgos y problemas que conlleva la enfermedad.

La hipertensión arterial corresponde a una enfermedad controlable y multifactorial, que disminuye la expectativa de vida de las personas y que constituye el principal factor de riesgo modificable de las enfermedades cardiovasculares, particularmente ataque cerebrovascular y enfermedad isquémica del corazón, que constituyen la primera causa de muerte en el país.

La hipertensión es prevenible, requiriendo del desarrollo de un estilo de vida saludable, con medidas simples como dejar de fumar, alimentarse en base a una dieta saludable, realizar actividad física y mantener un peso adecuado.

“Mayo, mes de las mediciones” permitió el 2017 tomar la presión a más de 1,2 millones de personas en el mundo, cifra que se elevó a 1,5 millones el año pasado.

A nivel regional, la celebración tuvo efecto en la Oficina de Fonasa, considerando la alta afluencia de público del recinto, donde la Seremi de Salud, con apoyo de la Carrera de Enfermería de diversas Casas de Estudios Superiores del Gran Concepción realizó la toma de presión y exámenes de medicina preventiva, tanto para adultos como a personas mayores.

El objetivo de la actividad era pesquisar de forma oportuna la presencia de enfermedades crónicas no transmisibles. Entre las prestaciones destacaron medición de presión arterial, glicemia y consejería en salud.

“La idea es que las personas puedan en este día tomarse la presión. Podemos evitar muchas enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares con la toma de presión (...) es importante poder dar a conocer a la ciudadanía que la hipertensión se produce muchas veces por una alimentación no adecuada, por fumar, por no hacer ejercicio físico, por obesidad y sobrepeso", declaró el Seremi de Salud del Biobío, Héctor Muñoz.

La autoridad concluyó que "son factores de riesgo que puedan producir hipertensión y ella puede provocar otras enfermedades cardiovasculares, infarto al miocardio. Es un tema significativo para la salud pública en Chile”.

INFARTO AL MIOCARDIO, ENFERMEDAD CEREBROVASCULAR E HIPERTENSIVAS

Desde el punto de vista estadístico, al observar el período 2013-2017 la tasa de mortalidad nacional por infarto al miocardio alcanza 34 por cada 100 mil habitantes, mientras que la región del Biobío presenta una tasa de 35,62 casos por cada 100 mil habitantes.

ÑRespecto a la tasa de mortalidad por enfermedad cerebrovascular a nivel nacional, en igual quinquenio, se registra una tasa de 48 muertes por cada 100 mil habitantes, registro que en la región llega a 56,62 casos por cada 100 mil habitantes.

En materia de enfermedades hipertensivas, en tanto, a nivel nacional se registran 31 muertes por cada 100 mil habitantes, mientras que en la región del Biobío, la tasa llega a 29,09 casos por cada 100 mil habitantes.

Cargando más noticias...