Cerrar Publicidad (10s)

Los resultados de la prueba estandarizada del Sistema de Medición de Calidad de la Educación (Simce) 2018 en la Región del Biobío, permitió evidenciar un aumento de cuatro puntos en Lenguaje para cuarto básico, pero a la vez evidenciar la amenaza que representan el uso masivo de celulares inteligentes para la comprensión de lectura.

El seremi de Educación, Fernando Peña, en conversación con Sabes.cl repasó las principales conclusiones y desafíos al conocer la evaluación realizada a alumnos de cuarto y sexto básico además de los segundos medios.

¿Cómo evalúa los resultado?

En general, primero estamos muy en la línea con los resultados a nivel nacional, se destaca por un lado de que desde el 2008 a la fecha hay un comportamiento bastante estable de los resultados.

Si resulta llamativo que en los sectores altos, quinto quintil de ingresos, se observa una baja pronunciada sobre todo en lectura, lo que se explica por la incorporación de dispositivos móviles, celulares inteligentes, que han ido reemplazando la lectura tradicional y habilidades lingüísticas.

Este fenómeno, así como está impactando a los quintiles más altos, puede eventualmente también hoy día, con el poder adquisitivo que ha sufrido la población, ser una amenaza para los quintiles más bajos, por eso queremos que los dispositivos móviles sean usados con prudencia.

¿Qué es lo más destacable?

Se observa un incremento de cuatro puntos en Lenguaje, en cuarto básico, lo que es importante estadisticamente, nos indica de que hay una mejora y en ese indicador lo más relevante es que dentro del universo de alumnos con niveles de aprendizaje adecuado se aumenta de un 41,7% a un 46,1% y eso sí es relevante.

Destacar el incremento en ciencias de segundo medio, que fue uno de los indicadores más deteriorados el año pasado y nos situó bajo la media nacional, este año la región pasa de 239 a 245 puntos, son seis puntos que son valiosos desde el punto de vista de la tendencia.

Hoy día Chile tiene un porcentaje muy bajo de alumnos que están en una categoría de alto desempeño, solamente el 1% que es justamente la masa crítica que el día de mañana debiese permitirle al país generarle grandes avances en materia de ciencias y tecnología, versus lo que pasa en la gran mayoría de los países de la Ocde, donde en promedio el porcentaje de alta existencia bordea el 10% al 12%”.

En matemáticas hay un estancamiento, pero si llama la atención y es algo que nos tiene que preocupar, que el porcentaje de alumnos que está en un nivel adecuado de aprendizaje es muy bajo, es un 23,9%”.

¿Qué se hace para mejorar?

En Lenguaje tenemos el plan Leo Primero, que es un plan de lectura de primero básico, que ya está dando buenos frutos, porque efectivamente lo que vemos es que a nivel técnico pedagógico, habían espacios de mejora importante al interior de muchas escuelas donde la lectura no tenía un rol protagónico.

En matemáticas estamos trabajando en planes de reforzamiento para cuarto y sexto básico, está incorporado en planes de mejora sobre todo en las escuelas insuficientes que es donde las brechas son aún más amplias, para que con programas didácticos especialmente diseñados para alumnos vulnerables que están probados en países como Japón.

En ciencias, trabajando en segundo medio, sobre todo a través de laboratorios activos y también con metodología activa de aprendizaje basadas en proyectos para que los alumnos ganen interés en asignaturas como biología, física y química y de esa forma mejorar los resultados de aprendizajes.

En esas tres propuestas de mejora que el Ministerio está haciendo a través de su agenda de calidad, lo que hay es un diagnóstico común, que lo que Chile necesita para mejorar la calidad de la educación no es seguir redactando leyes, sino que echar a andar la institucionalidad y sobre todo los espacios de acompañamiento como la Mesa de Aseguramiento de la Calidad.

Habían cinco escuelas con riesgo de cierre por resultados insuficientes...

En un año, de las cinco escuelas que ya tienen tres categorías insuficientes que estaban incluso con amenaza de cierre, según obliga la ley de aseguramiento de la calidad, hay tres que lograron subir una categoría y escapar de la amenaza del cierre.

Hay una en Talcahuano, dos en Concepción, una en San Pedro de la Paz y una en el Alto Biobío, con la última categorización, tres ya lograron salir de insuficiente principalmente con este plan de apoyo con agentes externos (UdeC, UCSC, Coemco, Enseña Chile y Liceo Bicentenario San Nicolás).

¿Qué factores en común tienen esos establecimientos?

Son escuelas con baja matrícula, con alumnos de vulnerabilidad alto, altos índices de ausentismos, no en todas pero en la gran mayoría con situaciones de convivencia escolar, o sea hay no solamente un deterioro en lo transversal en esas cinco escuelas en la evaluación, sino que también en todos los indicadores de desarrollo personal y social.

Cargando más noticias...