Cerrar Publicidad (10s)

Los padres vegetarianos de un niño de un año, acusan ser discriminados en el Hospital de Los Ángeles por la alimentación que le entregan al menor. Del mismo modo, se les habría cuestionado por no mantener al infante con sus vacunas al día.

Según consigna radio Biobío, desde el centro asistencial se informó que una falta de nutrientes generó un episodio de anemia en el lactante, ingresando el 2 de mayo en una situación de riesgo de desnutrición, con una “anemia severa con necesidad de transfusión sanguínea y sin la inmunización correspondiente”. Así lo detallaría un informe efectuado por una psicóloga del recinto.

El citado medio añadió que los padres acusaron discriminación al momento de relacionar el estado del bebé con el estilo de alimentación que ellos eligieron. El padre, Gerall Fuenzalida, explicó que llevan un estilo de vida ovo-lacto-vegetariano.

Aseguró que se han sentido discriminados y dejados de lado, por no aplicarle las vacunas a su hijo. “Nos han dejado de lado o Tratan de darnos poca información por el tema de que mi hijo no posee todas las vacunas, sólo las de recién nacidos. Él no ha presentado ningún síntoma de resfrío hasta después del año”.

Cabe consignar que el centro asistencial envió los antecedentes del caso al Juzgado de Familia de Yungay. Se indicó que el director del hospital, Brian Romero, explicó que el menor se mantiene actualmente con medidas de protección. Aclaró que “estamos haciendo las consultas a los respectivos juzgados, para definir y que sean ellos los que nos indiquen los caminos a seguir”, manifestando que más allá del estilo de alimentación escogido por los padres, los profesionales de la salud deben informar en virtud de la salud del menor.

Etiquetas:
Cargando más noticias...