Cerrar Publicidad (10s)

El Primer Juzgado Civil de Concepción condenó al fisco a pagar 10 millones de pesos, al conductor de un vehículo, el cual en 2016 fue perseguido y bajado a la fuerza del móvil por dos funcionarios de la Policía de Investigaciones de Concepción, donde incluso uno de ellos hizo uso de su arma de servicio, fuera de sus funciones y lo amenazó, hecho que fue incluso grabado.

Todo se originó producto de un topon que acusaron al conductor de provocarlo al auto particular de uno de los funcionarios de la PDI, quienes lo persiguieron por la ruta 160 en San Pedro de la Paz hasta que lograron alcanzarlo y bajarlo del auto.

La magistrada Margarita Sanhueza sostuvo que el estado tuvo responsabilidad en no entrenar bien a sus policías, quienes actuaron fuera de la norma legal.

"Ellos ejercieron su calidad de funcionario fuera del marco legal. Llevaba su arma de servicio, no todo los ciudadanos de este país portan arma, por lo tanto esa arma de servicio no es para cualquier cosa, es para desempeñar su servicio" señaló la magistrada Margarita Sanhueza del Primer Juzgado Civil de Concepción.

Cabe destacar que se trata de un fallo en primera instancia, por lo que podría existir una apelación.

Acá te dejamos el vídeo, protagonizado por la funcionaria y que está disponible en redes sociales.

Cargando más noticias...