Cerrar Publicidad (10s)

Con el paso de los años las viviendas sociales comienzan a sufrir un grave deterioro y los propietarios, en su mayoría adultos mayores, no cuentan con los recursos necesarios para poder realizar las reparaciones que les permitan mejorar la habitabilidad y seguridad de las casas.

Es el caso de 692 familias de Hualpén y Talcahuano quienes, a través del Programa de Protección del Patrimonio Familiar (PPPF) del Minvu correspondiente al Segundo Llamado 2018, verán mejoradas sus casas como también su entorno.

"Un número importante de vecinos de las comunas de Hualpén y Talcahuano podrán mejorar la calidad constructiva de sus hogares y también eliminar elementos contaminantes como el asbesto, porque nuestros esfuerzos van encaminados en mejorar la calidad de vida de los habitantes de nuestra zona”, afirmó el Seremi de Vivienda y Urbanismo, James Argo.

Se trata de 464 subsidios de Talcahuano y 228 de Hualpén, los que permitirán el cambio de cubierta, mejoramiento de fachada, reforzamiento de tabiquería, aislación de 50 MM de espesor, revestimiento interno y externo, e instalación de siding fibrocemento, entre otras reparaciones.

Además, considera el retiro de asbesto cemento con un protocolo de manejo seguro de la sustancia contaminante, tanto en los grupos familiares como los trabajadores de la empresa, y su traslado a un vertedero sanitario.

“Es la tercera vez que postulaba y es un sueño hecho realidad. Soy de la comuna de Talcahuano y me van a reparar la techumbre de mi casa y a mis 64 años no es fácil tener el dinero y hacerlo”, aseguró la beneficiaria Etelvina Saldivia.

La inversión del Ministerio de Vivienda y Urbanismo en los 25 proyectos del Programa de Protección del Patrimonio Familiar en Talcahuano y Hualpén alcanza los 1.900 millones de pesos.

Los 692 subsidios entregados benefician principalmente a familias que se ubican dentro del 60% de mayor vulnerabilidad o menores ingresos según el registro social de hogares.

Etiquetas:
Cargando más noticias...