17/07/2019 | 9.9ºC Concepción |
ACTUALIDAD DESTACADO

Director nacional de Gendarmería testificó en juicio por parto engrillado de Lorenza Cayuhan

El director nacional de Gendarmería, coronel Christian Alveal, declaró en calidad de testigo en el juicio simplificado que se realiza en el Juzgado de Garantía de Concepción, por el parto engrillado de Lorenza Cayuhan.

La hoy autoridad nacional, en 2016 era el director regional de la institución en el Biobío, y fue quien dio la orden, afirmó, de quitar los grilletes a la comunera mapuche.

En una declaración de 2 horas y 10 minutos donde respondió un extenso cuestionario de la Fiscalía, el abogado querellando y el defensor de los funcionarios, Alveal afirmó en estrado que él dio una orden verbal a una oficial de que se quitaran las medidas de seguridad de la mujer que estaba con preclampsia, y en riesgo vital cuando salió desde la cárcel de Arauco. La instrucción, aseguró, la dio a las 14:00 horas.

Según su propio relato, una vez que recibió la denuncia de que el parto fue con Lorenza Cayuhan engrillada, terminado el procedimiento citó a su oficina a los funcionarios, quienes le confirmaron que las medidas de seguridad, entre ellas los grilletes, habían sido retiradas.

El abogado querellante, Nelson Miranda, dijo que “el director nacional de Gendarmería declaró claramente que lo declarado por los funcionarios se aleja de la verdad y se reafirman las tesis sostenidas por la Fiscalía y los querellantes respecto a este caso”.

Por su parte, César Ramírez, abogado de los gendarmes apuntó a que “lo que interesa ahora es una precisión definitiva de los horarios, porque lo que nosotros sostuvimos que hubo una falta de oportunidad en que llegare esa orden a conocimiento de los imputados, de tal forma que ha quedado claro que siempre hubo una buena intención respecto de ellos, de en ningún caso vejar a la señora Lorenza Cayuhan, sino que por el contrario, prestar el auxilio que correspondía, en todo momento”.

Tras la declaración de Alveal, vino la de la mayor Pabla Arias, oficial a la que le dio la orden, pero que llegó con la instrucción 1:45 después de dada aproximadamente, al Sanatorio Alemán de Concepción; en ese momento el trabajo de parto había comenzado, no pudo ingresar a la sala, y la instrucción se entregó pero una vez que la comunera había dado a luz.

Efectivamente, se concluyó, los grilletes se retiraron, pero una vez que la pequeña Sayén había nacido.

Terminada la audiencia, Christian Alveal se retiró por una puerta interior del edificio, resguardado por su escolta y no entregó declaraciones.