22/06/2019 | 9.9ºC Concepción |
ACTUALIDAD DESTACADO

Amplían detención por femicidio en Ñuble

Hasta las 13 horas del lunes se amplió la detención de Samuel de la Cruz Fuentealba Valdebenito, de 32 años, quien está imputado de la muerte de su esposa Bernardita Pedraza Gutiérrez, de 35 años, hecho ocurrido en Trehuaco, la tarde del viernes.

La fiscal jefe (s) de Quirihue, Cecilia González, explicó que “el día de hoy al imputado se le controló la detención, la cuál fue declarada legal por el tribunal y la Fiscalía pidió ampliar por 48 horas, con el objetivo de contar con más antecedentes para formalizar la investigación. Estos antecedentes son el informe de autopsia de la víctima, y los informes de la Brigada de Homicidios y del Laboratorio de Criminalística de la Policía de Investigaciones. Si estos informes llegan a corroborar la teoría del Ministerio Público, el lunes vamos a formalizar por femicidio y en ese caso vamos a solicitar la medida cautelar más gravosa, como es la prisión preventiva”.

Según las primeras diligencias realizadas en terreno por la fiscal Cecilia González y la policía, la mujer fue muerta de un disparo de escopeta a corta distancia, arma de fuego que el victimario dejó en el lugar: la casa donde vivía el matrimonio y cuatro menores de edad de 17, 13, 10 y 2 años. Sólo esta última (es una niñita) es hija en común de la pareja, los demás son hijos de una relación anterior de la fallecida.

En el momento de los hechos, el mayor de los niños no estaba en la vivienda. Los otros tres sí y el de 13 años fue testigo del femicidio. Los niños se encuentran al cuidado del abuelo materno y asistidos, además, por la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos (Uravit) de la Fiscalía Regional de Ñuble.

Consultada por la prensa sobre una eventual discapacidad mental del imputado, la fiscal Cecilia González explicó que “lo que la Fiscalía conoce, y de acuerdo a lo que conversamos con testigos anoche, es que el imputado tendría algún tipo de incapacidad, pero física. En todo caso eso no está aún acreditado y si tuviera alguna discapacidad mental, eso va a ser materia de la investigación”.

Sobre eventuales denuncias por violencia intrafamiliar, la fiscal precisó que “en el año 2016 hubo una denuncia por lesiones entre ambos. Ellos se agredieron mutuamente. Sin embargo, no hubo antecedentes para continuar con dicha denuncia. Pero, desde esa fecha no hay ningún antecedente, y ya han transcurrido tres años, de una nueva denuncia o antecedente de algún tipo de maltrato en que hubiera participado alguno de los intervinientes, tanto imputado como víctima”.

Samuel de la Cruz Fuentealba Valdebenito arriesga una pena que parte en los 15 años y un día de cárcel.