22/08/2019 | 17.7ºC Concepción |
DESTACADO ECONOMÍA

Dos pesqueras de Talcahuano cierran sus plantas de jibia

Fue uno de los conflictos más importantes en el Biobío en los últimos años, el cambio del arte de pesca de la jibia tuvo enfrentados a la pesca artesanal e industrial. Las barricadas se tomaron las calles por parte de ambos sectores, en definitiva la nueva ley quedó tal cual como se promulgó y el recurso debe ser capturado desde agosto de este 2019 por línea de mano.

El proyecto generó sus primeras consecuencias, es que si bien los industriales no pierden su cuota, debían adaptar sus barcos, algo posible según los parlamentarios, pero que tras las consultas y asesorías en el extranjero se hace imposible aseguran los industriales.

La empresa exportadora de jibia más grande de Chile PacificBlu anunció este lunes de forma oficial que cierra su planta a partir de agosto, dejando de forma directa a 400 personas sin empleo y de forma indirecta a más de 80 pymes que trabajaban con la industria, sin esta posibilidad.

“Hemos hecho todos los estudios técnicos e incluso personalmente viaje a Argentina a ver experiencias de gente que se dedica a la actividad potera y la verdad es que es imposible por razones técnicas, económicas, rentabilidad de los barcos. Frente a la imposibilidad de convertir nuestros barcos a poteros, nosotros habíamos dicho en reiteradas oportunidades que no íbamos a seguir en la actividad dependiendo solamente de la pesca artesanal dado que es irregular, impredecible e inestable, ambas cosas nos llevan a la decisión de salirnos de la actividad de la jibia”, sostuvo el gerente de PacificBlu Marcel Moenne.

Una noticia que se suma a la de la pesquera Landes la cual también anunció el cierre de su planta de jibia, dejando a cerca de 200 personas sin empleo. Actualmente PacificBlu se quedará sólo con dos líneas de producción trabajando, la merluza y la venta de congelados en supermercados.

La situación es preocupante para los trabajadores, Jaime Acuña es capitán de pesca, lleva décadas trabajando en los barcos de la empresa, hoy a sus ya 60 años teme por su fuente laboral.

“Estamos preocupados porque fue algo que lo explicamos en todas las instancias, al gobierno, a los parlamentarios que primero no había ninguna justificación técnica y segundo ningún motivo para hacer esta ley, sin embargo el gobierno siguió adelante, no nos apoyó y ahora estamos en estas condiciones, no podemos hacer nada”, sostuvo Jaime Acuña.

La situación preocupa en Talcahuano, donde Blumar también anunció problemas en la contratación de cerca de 150 personas pero por lo que ocurre en el área del salmón.

“Aquí los parlamentarios no afectaron con esta ley a la industria, afectaron a los trabajadores que trabajan en la industria pesquera, la Región del Biobío tiene 8 mil empleos directos y eso no lo están conociendo y adicionalmente los empleos indirecto son de 4 mil a 6 mil”, manifestó el alcalde de Talcahuano Henry Campos.

Cabe destacar que en la Región del Biobío no ha iniciado la captura de la jibia esta temporada y producto de este cierre se deja de recibir cerca de 24 mil millones de dólares.