Cerrar Publicidad (10s)

Como la primera víctima de la denominada "guerra de la jibia, se podría denominar el cierre de la línea de producción de este recurso en la pesquera Landes de Talcahuano, firma que anunció que al menos 200 personas serán desvinculadas a partir de este lunes.

El motivo es la imposibilidad de mantener el modelo de negocio al no contar constantemente con el recurso para su faena, primero por al actual inexistente pesca, y desde agosto porque sus barcos no podrán capturarla con el método del arrastre.

“El hecho de que nos prohiban utilizar nuestra flota de arrastre, para poder operar sobre el recurso jibia, significa que nos elimina la posibilidad de poder tener un suministro sustentable de materia prima, quedamos con las manos atadas y sin posibilidad de seguir trabajando y sin posibilidad de reubicar a esta gente”, dijo Andrés Fosk, gerente general pesquera Landes.

Añadió que “desgraciadamente a partir de la próxima semana ya van a empezar a materializarse los ajustes necesarios de la compañía para poder enfrentar el difícil momento que las nuevas y malas normas están generando”.

Juan Carlos González, presidente del sindicato interempresas de capitanes y tripulantes, dijo que “lo que esperamos es que el Gobierno reevalúe el seguir adelante con este proyecto de ley corta, ya vemos el resultado de una mala ley que ellos mismos han calificado y que no tuvieron el más mínimo esfuerzo de poder pararlo y cambiarlo”.

La medida se toma tras la promulgación de la ley que solo permite capturar jibia con el método artesanal.

Cargando más noticias...