Cerrar Publicidad (10s)

Por homicidio calificado, al haber actuado con alevosía, fueron condenados dos imputados acusados por el fiscal de la Unidad de Delitos Violentos de la Fiscalía de Concepción, Paolo Muñoz, en el caso de la muerte de Carlos Villalobos, quien recibió 11 impactos de proyectiles calibre 9 mm y cuatro lesiones por esquirlas balísticas.

Nicolás, de 21 años de edad, fue encontrado culpable como autor ejecutor del delito, y Marco, de 44 años, fue considerado cómplice del hecho ilícito que ocurrió en la calle Segunda Longitudinal, frente al número 562 de la población Boca Sur en San Pedro de la Paz, el 1 de septiembre de 2017.

La Fiscalía sostuvo que ambos individuos planificaron el ataque y actuaron sobre seguros contra la víctima, quien tenía 32 años de edad, había salido pocos días antes de la cárcel y caminaba con su conviviente junto a dos niños cuando fue acribillado, siendo un proyectil que le ingresó por la espalda el que en definitiva le quitó la vida.

Si bien durante la indagatoria no se pudo establecer con plena certeza la motivación del crimen, durante el juicio oral surgieron algunos antecedentes que vinculan a Nicolás Toro con el fallecimiento de un hijo de la conviviente de Carlos Villalobos, y que como una forma de prevenir represalias de parte de él, se planificó el homicidio.

"La víctima transitaba junto a su conviviente y dos menores de regreso de una actividad personal a su domicilio y llegó al lugar un vehículo motorizado con dos personas en su interior, procediendo a efectuar disparo con arma de fuego en contra de la víctima, quien incluso realizó acciones defensivas respecto de un hijo de 7 años que lo acompañaba, dentro de las muchas heridas que tuvo, hubo una herida por la espalda que en definitiva le causa la muerte", sostuvo el fiscal del caso Paolo Muñoz.

La sentencia será dada a conocer por los jueces el lunes 1 de abril a las 17:00 horas y, considerando que Nicolás Toro fue condenado como autor, el fiscal Paolo Muñoz pide al tribunal que se le imponga la pena de 18 años de cárcel, mientras que para Marco Luengo se espera una sanción que va entre los 10 años y un a 15 años de presidio.

Cargando más noticias...