Cerrar Publicidad (10s)

El no pago del bono marzo a 650 trabajadores de la Corporación de Asistencia Judicial entre Ñuble y Aysén, reparticiones que dependen de la oficina centralizada en el Biobío, a consecuencia del incumplimiento de metas, motivó a un paro nacional, razón por la que las oficinas se encuentran solo con turno ético en todo el territorio.

Los funcionarios reclaman que el sistema de contabilidad de metas en Concepción está obsoleto y eso arrojó que las metas no se cumplieron. Marta Latorre, dirigenta nacional de la CAJ dijo que “por ejemplo el sistema informático, estadístico, es muy artesanal y precario, trabaja poca gente y no hay ningún ingeniero informático, ingeniero estadístico en esta dependencia que pueda hacer bien el trabajo del reporte estadístico”.

Agregó que “hay distintos números, distintos sistemas que recogen la información, finalmente el número está inconsistente y errado, ese es el punto que nos hace perder la meta, osea el reporte estadístico no fue entregado como corresponde con datos consistentes”.

Esto significa que en marzo y probablemente en junio y septiembre se dejen de pagar entre 120.000 y 500.000 pesos por funcionario.

Contactado el Ministerio de Justicia a la través de la Secretaría Regional Ministerial del Biobío, ésta institución está analizando aún la opción de entregar una versión ante el emplazamiento de los funcionarios.

El paro es indefinido anunciaron los funcionarios de la CAJ en Concepción.

Cargando más noticias...