Cerrar Publicidad (10s)

Talcahuano es la primera comuna del Biobío en llamar a sus vecinos a negarse al cambio de medidor de luz inteligente hasta que existan garantías para los usuarios.

"Yo no cambio mi medidor" busca que las empresas eléctricas certifiquen los nuevos dispositivos y además compensen a los usuarios ya que el actual que es de propiedad del usuario, va a ser cambiado y pagado por el vecino, pero será propiedad de la empresa.

El alcalde de Talcahuano, Henry Campos, dijo que “aquí no se puede permitir el cambio si es que no hay garantías de por medio, como las que se han planteado en Santiago con la empresa Enel por ejemplo donde ellos se van a hacer responsables de pagar por el medidor, pero por ejemplo las empresas de la región no se han pronunciado”.

El senador Alejandro Navarro apuntó a que la ley que se discute “busca establecer la voluntariedad, la compensación si le van a sacar el medidor antiguo pero que funciona y es de propiedad del usuario, el medidor tiene que ser cancelado por la empresa y en tercer lugar deber ser certificado".

Para identificar las casas se creó un sticker que se pegará a los medidores para manifestar la negativa a cambiar el medidor.

Etiquetas:
Cargando más noticias...