Cerrar Publicidad (10s)

El café en la oficina realmente junta a los colegas en un espíritu de camaradería, unidos por la cafeína. Pero no todo es tan bueno como pensamos.

Un estudio realizado por la Universidad de Arizona, EE.UU, analizó tazas de café de oficinas y encontró que el 20 por ciento dio positivo con bacterias coliformes (que se encuentran en la caca).

El estudio además reveló que son los paños de cocina sucios quienes juegan un papel importante en la propagación de dicha bacteria.

El estudio señaló que:

"Las bacterias coliformes estaban presentes en el 20 por ciento de las tazas de café antes y en el 100 por ciento de las tazas de café después de limpiar con un paño o esponja".

"No se encontró E. coli en las tazas antes de la limpieza. Sin embargo, el porcentaje de tazas de café fue positivo para E. coli después de la limpieza. La presencia de condiciones insalubres en la cocina de la oficina y/o en las áreas de preparación de café es preocupante".

A la luz de estos hallazgos, vale la pena seguir algunos consejos de la doctora Lisa Ackerley, "The Hygiene Doctor", que tiene algunos sabios consejos sobre la mejor manera de evitar que la "caca" se propague por la oficina.

La Dr. Ackerley dice que:

"Hagas lo que hagas, no dejes tazas o botellas de agua fuera durante la noche. El agua no es estéril y las bacterias se acumulan durante la noche. Lo ideal es que lleves tu propia taza y botella al trabajo y no las compartas con tus colegas".

Es motivo de preocupación para la Dr. Ackerley, aquellas personas que comen en su escritorio, y comparten su espacio con alguien que suele masticar bolígrafos, morder sus uñas y incluso "lamer su teléfono".

La Doctora aconseja:

"Usa un gel de manos o toallitas antibacteriales antes de comer cualquier cosa en tu escritorio. Sin embargo, la mejor manera de evitar la contaminación es tomarse un descanso y comer en otro lugar".


Cargando más noticias...