Cerrar Publicidad (10s)

A pesar de grandes esfuerzos, los médicos veterinarios del Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre de la Universidad San Sebastián (Cerefas USS) no lograron salvar la vida de un lobo marino fino austral (Arctophoca australis) que ingresó en muy malas condiciones a la unidad.

Personal del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) rescató el ejemplar en las costas de Coronel, donde lo hallaron inconsciente. De acuerdo al examen realizado por el equipo médico veterinario liderado por el doctor Jorge Leichtle Pizarro, el espécimen presentaba delgadez extrema. “El ejemplar correspondía a un macho de 1,9 metros de longitud y solo 72 kilos, cuando su peso normal debería estar bordeando los 150 kilos, además presentaba heridas en el tórax y abdomen”, indicó el académico.

Además puntualizó que en el examen clínico se observaron deshidratación severa e hipotermia, así como frecuencia cardíaca y respiratoria deprimidas. “Durante el curso de la evaluación presentó convulsiones. Lamentablemente, a pesar de los intentos de estabilización, el lobo fino falleció pocas horas después del ingreso al Cerefas”, concluyó.

Los restos del animal fueron derivados al Departamento de Patología de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad San Sebastián, donde la doctora Ana Lía Henríquez Herrera realizó el examen post mortem. El análisis arrojó la presencia de dos heridas punzantes perforantes y penetrantes, una en el abdomen y la otra en el tórax. Aquella ubicada en el abdomen, la más importante, provocó ruptura de intestino y peritonitis asociada, indicó la doctora Henríquez.

Frente a este caso, el doctor Álvaro Berríos Salas, decano de la Facultad de Medicina Veterinaria de la USS, formuló un llamado a la comunidad para que valore y cuide nuestra fauna nativa. “Nuevamente somos testigos de lobos que llegan en malas condiciones a causa de la acción humana”, lamentó la autoridad académica.

Cargando más noticias...