Cerrar Publicidad (10s)

El relato de vida de Chocolate, un perrito que dejó el abandono hace cinco años tras conocer a su amigo Gabriel, el humano que lo adoptó, ha conmovido a toda la comuna de Lota.

Según describen, se trata de un animalito alegre y agradecido, que no deja solo a su compañero mientras realiza sus funciones de limpieza en las calles de la comuna.

Con sus patas y olfato, complementa la labor de su amo, en busca de residuos domiciliarios.

Según la información dada a conocer por radio Don Matías, Gabriel Valdebenito contó que encontró al animal en el sector de los nuevos pabellones y que, desde entonces, vive y trabaja junto a él.

“Cuando lo adopté estaba flaquito y le iba dando pan hasta que me siguió a la casa. Después lo bañé y quedó bonito. Desde ahí que me acompaña todos los días porque es muy fiel. Yo lo bauticé como “Chocolate” por el color que tiene”, indicó Gabriel.

Se indicó además que el can es muy bueno para buscar el cariño de los lotinos quienes, de vez en cuando, le agradecen con un trozo de pan.

Dicho medio consigna que el trabajador y su can son vecinos de Lota bajo y que todos los días hace el mismo recorrido por dicho sector limpiando ambos costados de la calle y los callejones. El fiel animalito acompaña a su amo en los días de calor, frío, viento y lluvia.

Gabriel añadió un mensaje para aquellas personas que deciden tener una mascota:

Si adopta a un cachorro porque es bonito, después no lo bote, ya que he visto a gente botando perritos que por cualquier motivo ya no puede tenerlos y los abandonan en los cachureos. Es triste y no lo merecen”.

Cargando más noticias...