Cerrar Publicidad (10s)

La rutina de Jani Dueñas en la tercera noche del festival de Viña no logró conectar con los asistentes y debió salir entre pifias.

“Claramente este no es mi público, quizá este festival no es para mí (…) Uno está en el camarín, estás concentrada en tu actuación. Sabía que venían a ver a Marc Anthony y a David Bisbal. No a mí” señaló la humorista tras el show.

La comediante intentó mantenerse firme en el escenario y conversar con el público, sin obtener los resultados esperados.

"Efectivamente, el público no enganchó con mi rutina. De alguna manera había una intuición mía de que un festival tan grande como este no era para mí", dijo en la posterior conferencia de prensa.

"Es súper difícil, en un escenario de estas dimensiones, pelear por esta conexión. Uno la tiene o no", agregó.

A pesar de la negativa del público, Dueñas mostró un carácter de acero en el escenario y continuó con su show a pesar de las evidentes pifias.

Finalmente, la voz en off de "la divina comida", comentó que creyó que podía revertir la situación y al no poder lograrlo, recurrió a los animadores.

"Fue un llamado para que mis amigos animadores me vinieran a ayudar", sostuvo, agregando que su idea era terminar el show.

Cargando más noticias...