Cerrar Publicidad (10s)

El Concurso Catad’Or Ancestral Wine Awards nace de una iniciativa de INDAP y Catad’Or.

Esta versión 2019, que se desarrolló entre el 4 y 7 de enero en Chillán, estuvo a cargo de un jurado nacional e internacional, que evaluó y premió a los mejores vinos de cepas patrimoniales y métodos ancestrales de agricultores de pequeña escala.

De un total de 270 vinos participantes, 100 obtuvieron medallas de oro y plata, de las cuales 6 medallas son de viñas de la Región del Biobío.

El director regional de INDAP, Odín Vallejos, sostuvo que este concurso les permite a los pequeños productores vitivinícolas apoyados por INDAP, ser evaluados y reconocidos por un jurado experto y por sus pares.

“Este concurso tiene el mismo rigor y estándar de calidad del certamen original Catad’Or Wine Awards, pero con el valor agregado de su origen, que se gesta en vinos patrimoniales y de pequeños productores” señaló.

Odín Vallejos, agregó que la Región del Biobío, cuenta con excelentes vinos, los cuales reflejan el trabajo que han ido desarrollando los pequeños productores con el apoyo de INDAP, en inversiones, asesoría, y fomento a la comercialización.

Es tiempo de fortalecer el posicionamiento de la producción vitivinícola regional, gestionando más espacios para la comercialización directa y vinculándolo con el turismo rural” sostuvo Vallejos.

Nancy Mella de la Viña Agua de Piedra de Tomé, indicó que su producción vitivinícola comenzó hace poco tiempo y no imaginó que obtendría una medalla en un concurso de esta categoría:

“Este premio es el legado que mi padre dejó, que sumado a mi esfuerzo, el apoyo del programa Prodesal de INDAP y al enólogo que me asesoró, hoy es una realidad”.

Degustación

Al finalizar la entrega de reconocimientos, se realizó una degustación de las cepas ganadoras, maridadas con comida regional.

El encuentro estuvo acargo del chef y socio del restaurante “La Sazón de Conce”, Carlos Beltrán, quien fue explicando cada tipo vino y el acompañamiento que éste puede llevar.

Desde pastelera de choclo con pollo en el caso de un Moscatel de Alejandría, hasta un chupe de cerdo asado con chuchoca para un Cinsault.

Cargando más noticias...