21/04/2019 | 12.7ºC Concepción
ACTUALIDAD DESTACADO

Bienes Nacionales elabora informe por inexistencia de acceso libre a Laguna Chica de San Pedro de la Paz

Tras el conocido episodio vivido en el Lago Ranco, en el Biobío reflotó una histórica polémica en torno a los accesos a la Laguna Chica de San Pedro de la Paz, cuerpo de agua al que solo se puede entrar a sus playas a través de lugares cerrados en que se tiene que pagar.

De hecho la seremi de Bienes Nacionales del Biobío recibió dos denuncias en 2018 por lo que encargó fiscalizaciones y se está a la espera de un informe para zanjar la histórica polémica creada por los intereses que existen en torno a la cotizada laguna.

El espejo de agua está rodeado por Campos Deportivos Llacolén, club privado en el que se paga mensualidad y para ser socio se debe comprar una acción que actualmente bordea los $10.000.000; el balneario municipal en el que se cobra entrada; viviendas particulares sin paso liberado, Club Alemán y el Ejército que no permiten el paso a la ribera.

El seremi, James Argo, dijo que “de esa fiscalización debe haber un informe que va a proponer algunas alternativas, soluciones en la medida en que esa fiscalización indique que no está asegurado el acceso, efectivamente pediríamos la intervención de la Intendencia”.

Agregó que “estando claros de que no hay un acceso hoy día fijado por la autoridad, hay que corroborar que ese acceso se hace necesario, y haciéndose necesario, fijar el mejor lugar para poder acceder”.

Acceso limitado

Por ahora el único que entrega un acceso es el municipio de San Pedro de la Paz,este es a través del Cendyr, lugar adaptado para los deportes náuticos, sin playa y que pone candado durante la noche

El alcalde Audito Retamal, en conocimiento de la ilegalidad dijo que “si la ley me dice que tengo que abrir de noche, también tiene que darme los argumentos para poder defender o contratar los guardias porque eso ya sería de costo municipal, si la playa debe tener libre acceso, entonces que la ley me diga donde están los recursos para poder contratarlos”.

Agrega “no solo nosotros tenemos acceso a la playa, el Ejército tiene por otro sector, hay particulares que también han cerrado, por lo tanto que la ley sea pareja para todos”.

El argumento que expone el municipio es que en 2015 dieron libre albedrío y el orden duró un día, en el que según su registro todo se llenó de basura e incluso encontraron armas botadas.

Todas las playas a las que podrían acceder las personas en la Laguna Chica, que son aproximadamente cuatro, incluyendo Llacolén, el Balneario y otras dos que se forman naturalmente deben tener un acceso liberado según la legislación.