Cerrar Publicidad (10s)

El Servicio Médico Legal confirmó que los restos de Tamara Zurita, previo acuerdo con la familia, fueron trasladados bajo una protocolar cadena de custodia hasta las instalaciones del SML en Santiago para que sea periciado por la Unidad Especial de Identificación Forense y así poder determinar una causa de muerte.

La joven que después de cuatro meses desaparecida fue encontrada en un islote del río Biobío en Chiguayante, a dos kilómetros de distancia del último punto en que se le vio con vida, y la condición de sus osamentas impide establecer de forma simple si hubo o no intervención de terceros.

La directora regional (S) del SML, Carla Aldana dijo que “la Unidad Especial de Identificación Forense es un área específica de nuestra institución que analiza los casos más complejos y de larga data que se reciben en el Servicio Médico Legal nacional, entre ellos, los relacionados a víctimas de violación a los derechos humanos”.

Agregó que “está compuesta por un equipo multidisciplinario de expertos, por lo que su laboratorio tiene todas las condiciones técnicas y humanas para poder hacer un análisis de este tipo”.

Lucas Salazar, primo de Tamara Zurita señaló que “si bien se cierra un ciclo hoy se abre otro que saber responder tantas preguntas que tenemos como familia, qué pasó, cómo ocurrió, si la determinación la tomó Tamara, si hubo involucrados terceros en esta situación”.

Además que “nosotros creemos que Tamara no fue por ella la decisión de irse de la casa ni haberse suicidado y ahora estamos sujetos a lo que arroje esta investigación”.

Se estima que en un plazo de dos a cuatro meses se obtengan los resultados, el objetivo es que todo se haga ahora y no tener que exhumar con posterioridad los restos de la joven.

Cargando más noticias...