Cerrar Publicidad (10s)
Japón anunció el miércoles, tal y como prometió en septiembre, su retirada de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) con el objetivo de "reanudar la caza comercial el próximo julio".


En realidad, Japón nunca dejó totalmente de cazar ballenas, usando como excusa la captura de esos animales para la investigación. Pero ahora, según informó un vocero de su gobierno, Japón retomará públicamente la caza con fines comerciales, como lo hacen Noruega e Islandia, a pesar de la ola de críticas por parte de otros Gobiernos y de las organizaciones de defensa de estos majestuosos seres vivos.

Comisión Ballenera Internacional (CBI)


La CBI la conforman 89 países y la decisión del Gobierno Japonés sigue a otros paises que anteriormente se retiraron de esa institución. Canadá, por ejemplo, abandonó esa comisión en 1982 por disconformidad con los métodos para definir la moratoria y no tener intereses en la industria ballenera, aunque esa nación prohibió en 1972 la caza de esos cetáceos.

Sin embargo, según precisó el representante del ejecutivo, Yoshihide Suga, en una rueda de prensa. Japón se abstendría de cazar "en aguas de la Antártida o en el hemisferio Sur", y estará "limitada a las aguas territoriales y a la zona económica exclusiva" de Japón.

Las organizaciones ecologistas condenaron la noticia


"Está claro que el Gobierno intenta hacer llegar este anuncio de forma discreta, a finales de año, lejos de los focos de los medios internacionales, pero el mundo no es tonto", comentó en un comunicado Sam Annesley, responsable de la antena japonesa de Greenpeace.

Por su parte la organización protectora de ballenas Sea Shepherd celebró el anuncio, porque la entidad podrá aprobar ahora la iniciativa de crear una reserva de ballenas en el Atlántico Sur.

Etiquetas:
Cargando más noticias...