26/03/2019 | 11.8ºC Concepción
ACTUALIDAD DESTACADO TEMA SABES

¿Por qué mataron a mi hermano?, la intensa búsqueda de respuestas de asesinato ocurrido en Concepción

Foto theclinic.cl

La siguiente historia marcó para siempre a una familia en Chile, años de incertidumbres y un dolor que llevó sólo a más dolor, a una incansable búsqueda de respuestas, las que si bien llegaron, no fueron condenadas con la fuerza y dureza con las que se requerían. ¿Por qué mataron a mi hermano’, es la pregunta que Catina Randolph lleva haciéndose hace 33 años.

Fue la madrugada del 26 de mayo de 1985 que José Rigoberto Randolph Segovia desapareció tras ser detenido por Carabineros de la Segunda Comisaría de Concepción, horas más tarde apareció muerto, con una nota de suicidio en unos roqueríos en Talcahuano. Sus lesiones no eran atribuibles a una caída de tanta magnitud, algo simplemente no cuadraba para la familia.

Catina estaba esperando a su cuarto hijo en Santiago cuando recibió un llamado de su padre para decirle “A tu hermano lo mataron”, una información difícil de procesar, pero lo que vino después fue aún más complejo. Según lo establecido, tras una fiesta el joven chocó frente a una barrera en la Segunda Comisaría ubicada en ese tiempo en Hualpén frente al club Hípico, luego de ser detenido, apareció muerto en un roquerío donde fue encontrado en Rocoto por un pescador.

La tesis del suicidio no parecía ser precisa, el joven no tenía ninguna costilla rota, tras las primeras diligencias se estableció que hubo un homicidio y que dos policías adulteraron el parte, se trató de Mauricio Vera y Jaime Barría, carabineros de turno. Todo avanzó rápido pero las cosas cambiaron, el abogado de la familia recibió amenazas de muerte, el ministro a cargo de la causa sufrió el secuestro de su esposa, lo que llevó a que los sospechosos fueran sobreseídos.

El dolor y las circunstancias fueron tan grandes que ambos padres de Catina terminaron muriendo, pero ella no se quedó ahí, fue en 2009 que buscando respuestas reunió un libro con los recortes de prensa de la época que hizo su papá y fue a hablar con el ministro a cargo de los delitos de Derechos Humanos Carlos Aldana, quien la recibió y reabrió el caso.

No sólo eso, sino que encontró culpables a los carabineros en retiro, pero los sentenció a 3 años de libertad vigilada, algo que no gustó a Catina quien apeló a esto. Ahora está a la espera que los ministros de la Corte de Apelaciones de Concepción fallen a su favor y que la causa sea considerada como un delito de derechos humanos y no un delito común, lo que aumentaría las penas.

Catina Randolph conversó con Sabes.cl “Lo que yo quiero es justicia efectiva sin odios ni rencor como lo recalcó siempre mi amado padre sólo con el objetivo de hacer justicia aquí en la tierra porque no tengo ninguna duda que la justicia divina existe y que ellos serán juzgados en algún momento”.

Hoy Catina quiere saber que ocurrió y como fue que su hermano terminó muerto, porque esos policías se enseñaron con el y simplemente lo mataron, son los ministros de la Corte de Apelaciones de Concepción, los que tienen en sus manos el poder darle esas respuestas a esta mujer que vio como su familia se destrozó.

“Andan libremente por la calle disfrutando de sus familias y de todos los beneficios que significa no estar en prisión y cómo te recalco específicamente en estas fechas tan especiales en donde uno anhela y desea abrazar en este caso a mi hermano, a mis padres y tener a mi familia reunida, pero al asesinar a mi hermano literalmente destruyeron a mi familia. Piensa tú además que este es un martirio y un duelo de 33 años que nos tiene absolutamente destruidos con consecuencias terribles y lamentables que no tendríamos porque sufrir”, sostuvo Catina.

Su historia fue escrita por el periodista Jonás Romero de The Clinic y su reportaje obtuvo el segundo lugar en categoría prensa, siendo reconocido por el colegio de periodistas, Museo de la Memoria y Derechos humanos este año.

Ahora Catina sólo espera que se pueda al fin hacer justicia, conocer la verdad y establecer una interrogante de hace 33 años ¿Por qué mataron a mi hermano?. La Corte de Apelaciones de Concepción, es quien tiene esa respuesta en un fallo que deberá realizar a más tardar en enero de 2019.