Cerrar Publicidad (10s)

La Fiscalía confirmó que indaga la hipótesis que vincula a los episodios de contaminación en Quintero y Puchuncaví con lo ocurrido el pasado 4 de agosto en Talcahuano, cuando una nube de gas, aún de origen indeterminado, se posó en el Gran Concepción y obligó a evacuar a más de 60.000 personas desde el Mall Plaza El Trebol y la Clínica Biobío.

El pasado 20 de noviembre el Fiscal Nacional designó a la jefa del Ministerio Público en el Biobío, Marcela Cartagena, como líder de la indagatoria, y ella señaló que “hay que ser bastante claros que ahí hay varias cosas, de hecho hasta podemos tener un principio de ejecución en la región por el episodio del 4 de agosto”.

Agregó que “estamos en esa investigación en un grado de trabajo importante. Porque podrían estar vinculados es que los estamos investigando, porque podrían estar vinculados, vamos a usar el condicional porque como esto es una cuestión seria y científica siempre tenemos que tener el respaldo, pero si, es una posibilidad”.

La mirada en el alije de Enap

El punto de coincidencia al que se hace referencia es al trasvasije de petroleo iraní desde el tanquero Monte Toledo al Cabo Victoria operación que involucra a Enap y de la que se presume hubo una fuga. El Victoria viajó posteriormente a la bahía de Quintero y comenzaron a suceder la serie de hechos de intoxicaciones masivas.

Desde la empresa, a través de una declaración pública, se indicó que “reiteramos nuestro convencimiento respecto de que no tenemos ninguna responsabilidad en los eventos acaecidos el 04 de agosto. Esto se ratifica, además, en declaraciones efectuadas por las propias autoridades a cargo de las investigaciones en su momento quienes descartaron dicha responsabilidad”.

Detalla además que “todas las maniobras de trasvasije se efectuaron utilizando circuitos cerrados, por instrucción y con autorización de la autoridad marítima, que siguió de cerca estos trabajos, y con permanente monitoreo ambiental en línea y con registros de que, durante la operación, no existió la emanación de gases atribuibles a lo ocurrido ese fin de semana. Dichos antecedentes le fueron entregados y están en poder de la citada autoridad”.

Sobre la vinculación con Quintero “precisamente en nuestra defensa a la SMA planteamos con antecedentes técnicos que nuestra empresa no puede ser la causante de los episodios de contaminación, como, de hecho, lo demuestran los más de 1.000 casos de personas con los mismos síntomas que acudieron a los centros de salud después del 24 de agosto, es decir, estando detenida la mantención de dos estanques en el Terminal Quintero, así como el sistema de tratamiento de RILES, sindicados por la autoridad como los causantes de los episodios”.

La visión de los querellantes

El abogado Remberto Valdés, que representa 696 personas afectadas por los episodios de contaminación, señaló que “vamos a esperar que si la investigación arroja resultados convincentes de que efectivamente esta es la causal de la alerta, evidentemente que existiría en principio una imputación de responsabilidad hacia la empresa que estuvo a cargo de aquella faena”.

Agregó que “sin perjuicio de que se descarte también otros focos partícipes que también aparecen mencionados en nuestras querellas criminales, nuestra petición hacia el Ministerio Público desde siempre ha sido el descubrimiento de una verdad que efectivamente se determinen todas las empresas que contaminan y cuáles son sus agentes contaminantes tanto en mar, suelo como en aire”.

Cargando más noticias...