Cerrar Publicidad (10s)

Iniciativa provocaría la pérdida de más de 2 mil puestos de trabajo directos en la Región del Biobío, aseguran los representantes.

Hasta las planta de Blumar y PacificBlu, que el jueves amanecieron con banderas negras, llegó el Subsecretario de Pesca, Eduardo Riquelme, para sostener una serie de reuniones con los dirigentes que representan a tripulantes y trabajadores de las plantas de proceso del sector industrial, de la Región del Biobío.

Puedes leer también Panoramas: Fiesta de la Cerveza y Show de La Teletón


La visita estuvo marcada por esta acción. Una señal de la preocupación que los dirigentes han reiterado frente a la autoridad, respecto del proyecto que busca regular la captura de la jibia y que pretende establecer como único mecanismo para su captura la potera o línea de mano, dejando fuera de la actividad, al sector industrial. Iniciativa que, este miércoles, quedó a un paso de convertirse en ley, luego que el Senado rechazara las 12 indicaciones presentadas al texto, durante el mes de octubre.

Sin embargo, en la cita el Subsecretario de Pesca Eduardo Riquelme ratificó que se trata de un proyecto inconstitucional. En ese sentido, manifestó que "Nosotros como gobierno mantenemos la misma postura que sostuvo el gobierno anterior, en el sentido de que éste es un proyecto inconstitucional. Porque lo que hace es, de algún modo, limitar las atribuciones que tiene la administración pública para determinar los artes de pesca. La decisión de cómo se pesca cada uno de los recursos, es una decisión técnica y transitoria y lo que hace la ley es tomar una decisión política y definitiva".

El Presidente de la Federación de Tripulantes de Chile (FETRINECH), Sergio Vera valoró la postura de la autoridad. "Esto, de seguir adelante como se ha tramitado hasta ahora, va a ir al Tribunal Constitucional. Hoy día el Subsecretario de Pesca lo dijo en una reunión que tuvimos en Blumar, que esto va a ser así. Nosotros sabemos que va a ser así, confiamos en que va a ser así", señaló.

Una noticia que valoraron los dirigentes, puesto que -aseguran- que si este proyecto llega a convertirse en ley, provocarría la pérdida de más de 2 mil puestos de empleo directo en la región.

En ese sentido, el Presidente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de las Plantas de Consumo Humano (Festrach), Raúl Morales, precisó que hay preocupación de que la iniciativa se convierta en ley. "Nos entristece porque la verdad de las cosas, hay una cantidad de gente importante que pertenece a las plantas de proceso y obviamente no van a poder tener acceso al trabajo, porque ya no va a llegar a la continuidad que necesita la planta para poder procesar. La continuidad es importante porque en los momentos en que hay eventos climáticos, los artesanales no van a poder abastecer las plantas", enfatizó.

Luisa Zapata trabaja hace 27 años en el área y ve con preocupación que el proyecto entre en vigencia. "Yo soy jefa de hogar, yo sola abastezco mi hogar y mi familia sólo depende de mi. Y aquí muchas compañeras somos todas -el 80 o 70 por ciento- jefas de hogar y todas dependen de su trabajo.

Cabe destacar que el proyecto El proyecto fue presentado en el año 2014 por los diputados Víctor Torres (DC) y Daniel Núñez (PC).

Cargando más noticias...