Cerrar Publicidad (10s)
Argentina y todo Latinoamérica se estremeció el año 2016 con el asesinato de Lucía Pérez, una adolescente de 16 años cuyo brutal homicidio generó una ola de manifestaciones bajo la consigna de #NiUnaMenos.


Lucía habría sido drogada, violada y asesinada por un grupo de hombres en la ciudad de Mar del Plata. Sin embargo, el día lunes, lo 3 acusados fueron absueltos del delito de asesinato por la justicia argentina, donde también se desestimaron los delitos de abuso sexual, y en lugar de eso, dos de ellos fueron condenados a ocho años de prisión por la venta de drogas, agravada por su expendio a una menor y en jurisdicción de una escuela.

La primera sala del Tribunal Oral en lo Criminal Nº1 de Mar del Plata absolvió a Matías Farías (25) y Juan Pablo Offidani (43) de los delitos de abuso sexual violento con acceso carnal, con dolo violento y femicidio, para quienes la familia de Lucía perdía cadena perpetua. mientras que el tercer imputado, Fernando Maciel (61), fue absuelto del delito de encubrimiento.

Los jueces desestimaron el cargo de abuso sexual por no poder probar que la adolescente haya sido violada y asesinada, y en su lugar, Farías y Offani fueron condenados a una pena de 8 años de prisión y una multa de 135 mil pesos por el delito de “tenencia y comercialización de estupefacientes, agravado por su venta a una menor de edad y en jurisdicción de una escuela”.

El caso


En el juicio quedó demostrado que el 7 de octubre de 2016 Offidani junto a Farías le vendieron marihuana a Lucía en la puerta de su colegio y al día siguiente la pasaron a buscar en un auto y la llevaron a la casa de uno de ellos. Horas después dejaron el cuerpo sin vida en el hospital de Playa Serena.

La fiscal del caso, María Isabel Sánchez, declaró que Lucía sufrió “una agresión sexual infrahumana”, que incluía un empalamiento y una muerte producida por reflejo vasovagal, lo que fue descartado durante la investigación.

El padre de la víctima, Guillermo Pérez, señaló tras conocer la resolución al Clarín que “Es una vergüenza el fallo, una fantochada. Este tribunal no entiende nada de violencia de género”.

En tanto, Marta Montero, la madre de Lucía aseguró que “No vamos a bajar los brazos”.

 

Cargando más noticias...