Cerrar Publicidad (10s)
La Mesa Articuladora de Recolectores de Productos Forestales No Madereros celebró su Mesa N° 100 en la Viña Cucha Cucha, con una emotiva ceremonia donde participaron diversos organismos públicos y privados, evidenciando el trabajo cooperativo que se ha realizado durante los 13 años desde su conformación.


Verónica Salas, Presidenta de la Mesa de Recolectores de la Región del Biobío, sostuvo que es muy gratificante ver el trabajo que se ha ido realizando a lo largo del tiempo, en el cual se ha fusionado el trabajo público -a través de INDAP, INFOR y el Ministerio de Agricultura- con entes privados como Forestal Arauco, Universidad de Concepción y Masisa.

Ceremonia

Juan Anzieta, Gerente de Medio Ambiente y Comunidades de Forestal Arauco, indicó que “es un orgullo celebrar los 13 años de la mesa junto a los recolectores, considerando que la apuesta que tiene ARAUCO en relación a las comunidades es de largo plazo y de una relación basada en el valor compartido”.

De igual forma, el Director Regional de INDAP, Odín Vallejos, destacó la importancia que tiene este rubro en la Región del Biobío, donde actualmente pequeños productores usuarios de INDAP de 7 comunas integran la Mesa de Recolectores de Productos Forestales No Maderables, “el apoyo de INDAP se ha visto reflejado en inversiones para mejorar sus salas de procesos, adquisición de insumos, mejoramiento de etiquetado y apoyo en la comercialización”.

Mery Núñez, presidenta de la Agrupación de Recolectoras “Sol Naciente de Manco”, comuna de Florida, valoró el esfuerzo conjunto que se ha realizado a lo largo del tiempo, el cual se ha visto reflejado en grandes logros –como la sala de procesos que inauguraron hace unos meses- la cual las motiva a seguir avanzando.

Verónica Salas, Odín Vallejos (Director Regional de INDAP)

Patrimonio Cultural Inmaterial


Además de estar celebrando la mesa número 100, la Gerencia de Medio Ambiente y Comunidades realizó el lanzamiento externo del Programa de Recolectores del Bosque, que hoy trabaja en cinco regiones del país con más de 500 recolectores.

Y uno de los objetivos que este programa se ha impuesto, es que los recolectores de Biobío y Ñuble puedan registrar el oficio de la recolección silvestre como Patrimonio Cultural Inmaterial ante el Ministerio de Cultura de las Artes y el Patrimonio, lo que les permitirá fortalecer su trabajo.

Verónica Salas, Presidenta de la Mesa de Recolectores de la Región del Biobío

En este esfuerzo público-privado, se sumó el chef Juan Cifuentes, experto en entorno comestible, quien desarrolló un recetario en base a este conocimiento. “Estuvimos trabajando con ARAUCO y con las comunidades de recolectores, haciendo un poco de investigación y capacitación en diferentes sectores, en las cuales buscamos y visualizamos los productos silvestres que estaban dentro de sus entornos”.

En el recetario se pueden encontrar preparaciones en base a productos del campo, realizadas casi íntegramente con aquello que estas organizaciones recolectan. “Tenemos un paté de hongos, que principalmente podemos hacerlo con callampa rosadas, morcellas o champiñones de campo. Tenemos también un ceviche fungi con leche de tigre y hamburguesa de champiñones y quínoa”, agregó Juan Cifuentes.

Muestra gastronómica, chef Juan Cifuentes

A su vez, el Seremi de Agricultura de Biobío, Francisco Lagos, reconoció la importancia que tiene para el desarrollo productivo y cultural, la fusión de la Mesa de Recolectores con la gastronomía, puesto que les permitirá posicionar aún más sus productos, rescatando lo territorial y patrimonial.

Bianca Cofré, Jefa de Operaciones de Fundación AcercaRedes, recalcó que “a través de este trabajo conjunto, buscamos entregar las herramientas y los conocimientos para que ellos puedan profesionalizar el oficio y después empezar a crear productos que tengan un valor agregado, que tengan su sello, su marca, que puedan rescatar y valorizar los productos que son de nuestro país”.

 

Cargando más noticias...