Cerrar Publicidad (10s)

Los 29 kilómetros que separan a la Isla Santa María de la costa chilena no fue obstáculo para que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo  pudiera concretar el sueño de la casa propia de 53 familias isleñas a través del Programa de Habitabilidad Rural, modalidad Construcción en Sitio Residente (CSR)



Se trata  de 16 beneficiarios de Puerto Norte y 37 de Puerto Sur,  las que trabajaron activamente en el desarrollo de las viviendas gracias a las particularidades del programa del Minvu, soluciones habitacionales  que se vuelven a construir en la localidad después de 20 años.



En una simbólica ceremonia encabezada por el Seremi de Vivienda y Urbanismo de Biobío, Emilio Armstrong Soto, autoridades de la comuna de Coronel y dirigentes de la Isla Santa María se dio el vamos a las obras de construcción de 53 casas, las que tendrán una superficie que va desde los 72 hasta los 101 metros cuadrados.



“Los vecinos nos han dicho que tienen más dificultades para obtener los beneficios del Estado porque es muy difícil y costoso construir en la isla. Por eso que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo está por primera vez con un programa tan importante como es el de habitabilidad rural, con viviendas con mucha superficie de alta calidad y con pertinencia a la zona que les va a permitir a las familias poder mejorar sustancialmente su calidad de vida. Las entidades patrocinantes en conjunto con la seremi han trabajado con cada grupo a través de una participación ciudadana desde los inicios, por tanto,  aquí no se está entregando un diseño de una vivienda impuesta, todo lo contrario, lo que se está haciendo es realizar un diseño acorde a la isla, a los vientos, a las dificultades técnicas que se tienen al vivir en una isla”, aseguró la máxima autoridad del Minvu en Biobío, Emilio Armstrong Soto.



El subsidio base del programa es de 500 a 570 UF el que se va incrementando por condiciones especiales como el aislamiento territorial, mejoramiento del terreno, solución sanitaria o energética, arquitectura con pertinencia local y discapacidad. Estas condiciones podrían incrementar el monto de subsidio por sobre las 1.000 UF.



Julia Chávez es una de las beneficiarias y siempre ha vivido en Isla Santa María. Manifestó que la casa que habita está deteriorada con el paso de los años y no reúne las condiciones para soportar el clima isleño. “la casa la hemos ido construyendo de a poco, pero el paso de los años se nota, incluso el baño no está en el hogar y tiene que caminar unos 20 metros para llegar a un pozo negro. Ahora estoy muy feliz y contenta y quiero que pronto terminen la casa la que será más amplia y tendrá más piezas”.



Existen 8 tipologías de vivienda las que consideran estar comedor, cocina, baño, tres dormitorios, recinto adicional y complementario. Las fundaciones son de hormigón, incluye vigas maestras de pino al igual que los muros estructurales. Las terminaciones cuentan con revestimiento exterior que incluye plancha de zinc alum y siding fibrocemento, en tanto,  el revestimiento interior zona seca, es de plancha yeso cartón y la zona húmeda, es de plancha fibrocemento.



“Es una bendición para la isla porque nunca imaginamos que esto podría llegar acá, pero del momento que comenzamos a depositar la plata, nació una esperanza”, señaló la beneficiaria del sector Puerto Sur, Mirta Herrera



La inversión de este proyecto de 53 casas alcanza los mil 600 millones de pesos y se proyecta entregar las casas durante el primer trimestre de 2019. El  Programa de Habitabilidad Rural impulsado por el Minvu, busca mejorar las condiciones de habitabilidad de familias que residen en zonas rurales y en localidades urbanas de menos de 5.000 habitantes.


Cargando más noticias...