06/12/2019 | 10.8ºC Concepción |
CIENCIA COMUNAS TECNOLOGÍA

Escolares inventan sensor de alerta que ayuda al tránsito de personas con ceguera

El libre tránsito por las calles del país sigue siendo una de las principales dificultades en el diario vivir de una persona con discapacidad. Y aunque se han hecho adecuaciones, éstas no han sido suficientes, sumándose a la falta de empatía de los demás.

Dicha problemática fue la que llevó a dos alumnos y una profesora del liceo Luis Cruz Martínez de Quillón a crear un “Dispositivo colgante para personas con ceguera total o parcial”, nombre del proyecto que busca revolucionar y ser una ayuda importante para este grupo de personas.

No todos somos iguales y debemos ayudarnos unos a otros. Es complicado no ver, lo sé yo que he probado el dispositivo vendado. Por lo mismo, quisimos ayudar a las personas ciegas, viendo que es la discapacidad que a más personas afecta”, señaló Francisco Mendoza, alumno de primer año y uno de los gestores del proyecto.

Con la guía y apoyo de la docente Ximena Becerra, Francisco y su compañero Iván Inzunza; dieron el gran paso que fue desarrollar una tecnología útil para un congreso escolar. No obstante, con el tiempo, se transformó en su aporte personal a la sociedad y la inclusión.

Dentro del laboratorio de su colegio crearon las piezas, instalaron los sensores y programaron el aparato, cuyo objetivo es alertar al usuario sobre los obstáculos que existen en su camino, tanto frontales como baches e irregularidad que presente el suelo. El aparato se coloca a modo de cinturón en el cuerpo y luego de escuchar las instrucciones, se puede proceder a su uso.

De izquierda a derecha: Francisco Mendoza, Ximena Becerra e Iván Inzunza

“Este dispositivo se construyó en base a sensores de proximidad que tienen la capacidad de detectar obstáculos a una distancia máxima de 1.30 metros y con un ángulo de abertura de 100 grados. Este sensor avisa a través de vibración si hay algo al frente. También hay otro sensor que detecta baches, eventos o peldaños de escalera, con 1.20 metros de proximidad y alerta a través de un sonido”, explicó Ximena Becerra, profesora de Biología y Química y además coordinadora comunal de Ciencias.

NUEVO AVANCE EN INCLUSIÓN

En mayo de este año, los pequeños científicos y su profesora enviaron el proyecto a los Proyectos Asociativos Regionales (PAR) Explora Conicyt Biobío, donde se adjudicaron financiamiento y asesoría técnica. Luego se presentaron en instancias de congresos provinciales y regionales, que lograron ganar. Y hoy se encuentran a la espera del “XIX Congreso Nacional Escolar de la Ciencia y la Tecnología”, que se realizará en la Universidad de Concepción entre el 26 y el 28 de noviembre.

Los estudiantes esperan obtener un nuevo primer lugar con su invento. Sin embargo, su premio más importante es poder contribuir a la inclusión de personas con discapacidad, ya que ven que las ciudades aún no son tan amigables con todos.