Cerrar Publicidad (10s)

En nuestro país la Fiesta de Halloween se ha masificado a través de los años y cada vez son más los niños y jóvenes que se disfrazan y salen a las calles a pedir golosinas. Con el objetivo de entregar recomendaciones y contribuir a la prevención y protección de los menores en esta fiesta, el Laboratorio de Criminalística, LABOCAR Concepción, realizó una demostración del riesgo de algunos de los productos que se utilizan en esta fecha.

El oficial investigador del Labocar, teniente Claudio Vásquez manifestó que muchos de los productos al ser de material sintético son altamente inflamables por lo que el principal llamado es a aumentar el resguardo de los padres y en lo posible a no utilizarlos.

Compra de disfraces

Ante esto hizo un llamado a los adultos responsables de los pequeños, a comprar disfraces en locales establecidos idealmente de telas naturales no inflamables y acorde a la talla del menor.

Máscaras

Otras recomendaciones es considerar el tamaño de las máscaras las que deben ser acorde a la edad del niño o niña verificando que cuenten con orificios que garanticen una adecuada ventilación y visibilidad, ya que esto podría ocasionar caídas al no poder ver bien por donde caminan o sofocación al no permitirle respirar con normalidad.

Maquillaje

Aplicar pintura y/o maquillaje, se recomendó realizar una prueba del producto en un área pequeña de la piel del menor, ya que es más sensible que la de los adultos y puede generar una reacción alérgica ante los químicos que contienen estos productos.

Salida a la calle

Durante el día de Halloween Carabineros además enfatiza a los padres que los niños pequeños deben salir siempre acompañados o super vigilados por un adulto, se debe educar a los menores en el correcto cruce de las calles, deben evitar enfrentamientos o llevar a cabo actos vandálicos o de violencia, no ocasionar daños o rayados en la propiedad privada o pública.

Asimismo, se debe planificar la ruta de recolección de caramelos, sólo visitar casas y vecindarios bien iluminados, mantenerse lejos de las velas porque los disfraces, las pinturas para la cara y las pelucas, podrían ser altamente inflamables. Siempre caminar por las veredas, tener precaución con los extraños y asegurarse de inspeccionar todos los caramelos que reciban desechando aquellos que se encuentren sin envoltorio o con este abierto.

También se les recomienda a los padres instruir a sus hijos de no subir a vehículos de desconocidos y no ingresar a las casas a buscar dulces, sólo recibirlos en la puerta.

Cargando más noticias...