Cerrar Publicidad (10s)
Risotto de Osobuco: Convierte tu cocina en el el mejor restaurante italiano
Fotografía: El osobuco es un corte de carne admirado en el extranjero y en chile no le damos mayor uso, más que para la cazuela.

Risotto de Osobuco: Convierte tu cocina en el el mejor restaurante italiano

23/10/2018 13:15
El "ossobuco" o castellanizada como osobuco de ternera es uno de los platos de carne más conocidos y tradicionales de la cocina italiana y es originario de Lombardía (Milán), aunque hoy en día es tan famoso que se prepara en todo el mundo con gran éxito.


Desde Carnes JD, como ya es costumbre, todas las semanas nos enseñan una innovadora receta para lucirnos en nuestras cocinas y aprender a cocinar cortes no tan conocidos por la mayoría. Juan Pablo Durán, su gerente general, nos comenta que el "Ossobuco" (quiere decir literalmente “hueso hueco”), es muy preciado en el extranjero, puesto en la misma palestra de finos cortes como el lomo o el filete. Con la única diferencia, que en nuestro país es un corte bastante económico, al que probablemente aún no le sacamos todo su potencial.

También te puede interesar: La mejor receta para preparar unos Crudos irresistibles


Esta preparación, nos asegura, que dará como resultado un plato muy rico, además, súper sencillo de hacer si se sigue la receta que les dejaremos a continuación.

Ojo


Un acompañante fabuloso, para lograr este contundente plato principal, será el risotto, que en todas sus versiones, es un plato ganador.

Si quieres sorprender en tu cocina, no dejes de preparar esta exquisita receta para lo que necesitarás los siguientes ingredientes:



  • 4 trozos de osobuco (que sean gruesos)

  • 2 tomates maduros.

  • 2 cebollas.

  • 2 zanahorias.

  • 5 dientes de ajo.

  • Un trozo de apio.

  • Aceite de oliva.

  • 1 taza de vino blanco,

  • Una cubo de caldo de carne.

  • Harina.

  • Perejil fresco recién picado.

  • Ralladura de limón.

  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)



Para el Risotto



  • 300 gr. de arroz para risotto

  • 600 ml. de caldo de carne

  • 50 ml. de vino blanco

  • 20 ml. de aceto balsámico

  • 2 cucharadas de azúcar

  • 30 ml. de aceite oliva

  • 1 cebolla picada

  • Ciboulette

  • Sal y pimienta



¡Manos a la obra!


Lo primero que debes hacer, es cortar los osobucos por la zona exterior, para evitar que se encoja al cocinarla. Agrega sal y pimienta a gusto, luego enharina la carne por ambos lados.

Pon un chorro de aceite de oliva en una cacerola o una olla y cuando esté caliente, sella la carne por ambos lados hasta que se ponga dorada, después apártala y resérvala cerca.

En el mismo aceite incorpora la cebolla, y el apio en trozos pequeños, tres ajos laminados y la zanahoria en discos. Sofríe todo hasta que la cebolla se ponga transparente y en ese momento agrega los tomates sin piel y cortados en cubitos.

Revuelve, echa un poco de sal y deja que se haga todo bien. Después añade la carne y el vino blanco y déjala durante unos minutos.

Luego añade el cubo de caldo de carne ya molido y agua para cubrir todo, asegúrate de que esté todo caliente para que no corte la cocción.

Tapa la olla y deja cocer al mínimo para que la carne vaya soltando sus jugos, se vaya haciendo y todos los ingredientes se mezclen bien entre sí.

Deja la olla una hora y media hasta que la carne haya quedado muy tierna, pero siempre verificando que no se quede corta de agua.


Un truco infalible


Cuando la carne esté lista, sácala y déjala a un lado. La salsa que quedará en la olla pásala por la batidora y te quedará como una crema. Incorpora de nuevo la salsa a la olla junto con la carne.

El toque Italiano


Para darle el toque italiano que prometimos al inicio de esta nota, debes preparar una mezcla llamada "gremolata", que se hace con perejil picado, la ralladura del limón y los dos dientes de ajo que nos quedan, machaca todo y luego échalo a la olla, dejando que todo se haga por unos 10 minutos.

A preparar la guarnición


La cebolla bien picada sazónala en sartén con aceite hasta que transparente y no se dore. Agrega el arroz crudo y mezcla todo.

Añade el vino blanco para que evapore el alcohol y quede su aroma y sabor. Luego, por tandas vas a ir agrando el caldo. Este caldo en una olla al lado en caliente siempre. Se agrega de a cucharadas a el risotto sin bajarle su temperatura. Agrega los hongos y  dale 45 min. de cocción y caldo absorbido.

Verifica que el risotto no se seque, y en caso que lo haga, tan sólo agrega más caldo, así debes estar cerca al prepararlo. Revisa sal y pimienta.

Esta guarnición de arroz, es por excelencia el tradicional y conocido acompañamiento de este plato de la gastronomía italiana. ¡A disfrutar!



Cargando más noticias...