Cerrar Publicidad (10s)
Por segunda vez en menos de un mes, el Centro de Internación Provisoria y Régimen Cerrado (CIP-CRC) de Coronel, dependiente del Sename, está bajo sumario. Lo anterior, luego de que pasadas las 20 horas del sábado, tres jóvenes de 17 años y uno de 18 años resultaron con lesiones tras ingerir vidrio molido, acción que utilizaron como medida de presión por la demora en sus causas judiciales y en protesta del régimen de visitas.


Los imputados estaban en la casa 6 del recinto, cuando rompieron lámparas y ampolletas, las que molieron para después consumir los restos de vidrio.

Hasta las dependencias del CIP CRC llegó el senador Alejandro Navarro, quien calificó el hecho como una medida extrema preocupante, la que según su criterio, remarca la crisis al interior del sename en el Biobío, por lo que solicitó un interventor para averiguar qué sucede al interior de las dependencias y para evitar la reiteración de episodios como éstos.

El mismo Senador, calificó al sistema como un fracaso, considerando que por protocolo debían haber 2 cuidadores y no uno por cada 8 menores.

En ese sentido, el director subrogante del Sename en el Biobío, Patricio Muñoz, dijo que dispondrán todos los antecedentes respecto a este último procedimiento.

Hasta el recinto también concurrió personal de la Defensoría Penal Pública, para hacer peritajes sociales y corroborar el estado de salud de los menores, quienes se mantienen con dieta blanda y asistiendo a los controles de salud respectivos.

Cargando más noticias...