Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Designan a docente de la U. Católica de Concepción para investigar caso de abuso y violación

Publicado por Ramírez

22/07/2018 20:46:15

Tras la denuncia realizada por un padre de un menor seminarista de 2002 que acusó que su hijo fue abusado y violado por el sacerdote Hernán Enríquez en Concepción, la Iglesia Católica designó a un docente de la Universidad Católica de la Santísima Concepción para las indagatorias.

Cabe destacar que la casa de estudios es donde trabaja el sacerdote cuestionado lo que generó molestia en la familia del denunciado por la designación de un colega del acusado.

A través de una nueva declaración pública el padre de la víctima se refirió a las declaraciones y también a la designación del sacerdote, texto que les damos a conocer a continuación:

Estimadas y estimados:

Primeramente quiero agradecer las muchísimas muestras de apoyo de tantas personas y organizaciones, y que han sido de carácter transversal. Es necesario que jamás se pierda la capacidad de asombro ante hechos tan espantosos que afectan a menores.

He leído muy conmovido algunas declaraciones de líderes de la Iglesia Católica, una serie de descréditos que se lanzan de manera recíproca, dando mayor importancia a temas administrativos que al fondo de las situaciones que importan… Sí lo ocurrido había sido antes, durante  o después de una determinada administración de la arquidiócesis, que si lo había sucedió tal o cual, etc.; pero si la Iglesia es una sola, también la ética y la moral, ellas no tienen límites, ni se circunscriben a un determinado territorio ni a un tiempo establecido. Seguro estoy que  el clima de maledicencia o falsedad no les corresponde a las víctimas. Elentonces arzobispo señala que la investigación no logró establecer culpables. ¡Pero cómo…!  Así como están las cosas y lo que se ha ido descubriendo permiten señalar que nunca hubo una investigación justa y que diera las garantías mínimas. Ahora se quiere reabrir la denuncia, pero fue una gran sorpresa para mí y lo que me da luz para señalar que en este horrendo caso sí que hubo encubrimiento…


Recibí recientemente un correo de parte de un personero de la jerarquía de la iglesia del más alto nivel, quien me informa que habían designado  un nuevo investigador de la causa; donde inmediatamente le informé de mis aprensiones, entre ellas que el investigador trabaja en el mismo Instituto de Teología de la U. C. de la Santísima Concepción donde también labora el sacerdote investigado; por tanto hay conflicto de intereses, poco objetividad y transparencia. No están dadas las garantías; existiendo por tanto implicancia y recusación por el Derecho Civil, o como lo indica el Derecho Canónico, Título III de la Disciplina que ha de Observarse en los Tribunales ( cann. 1446-1475) Capítulo I del Oficio de los Jueces y de los Ministros del Tribunal. 

A mí me parece un despropósito haber nombrado a un propio compañero de trabajo y colega que investigue a su propio compañero y acusado. Nunca había visto algo así. A la vista de cualquier persona se nota la  falta de la mayor seriedad. Se debería poner mayor atención en el acusado que en las víctimas.


Nosotros hemos declarado varias veces en el Arzobispado de Concepción, también en la justicia civil; pero con todo lo que ha salido a la luz ya no se puede confiar en la institución religiosa. De nada ha servido el llamado de atención que el Papa les hizo cuando los llamó a Roma, qué lamentable.

Ahora también, en un medio escrito, solicitan las autoridades de la U.C.S.C., que las denuncias sean formales. Debo recordar que nuestra denuncia fue y ha sido siempre formal y muy formal, como lo ha reconocido la iglesia. 


Mi última reflexión va en el sentido de: ¿Qué habría pasado si yo no doy a la luz esta grave situación que le ocurrió a mi hijo? De seguro que seguiría encubierta y muy encubierta por las autoridades de la iglesia…! ¿Qué habría pasado si nosotros hubiéramos sido personas iletradas? De seguro que seguiría el acusado y las autoridades viviendo muy tranquilos.

Espero que esta persona acusada reconozca todo y que las autoridades de la iglesia le investiguen a fondo, y que también ellos, reconozcan sus omisiones y errores… 

 

Lamentablemente están así las cosas… Tristemente he pedido reserva en mi nombre porque debo proteger la integridad de mi hijo, y espero me entiendan. De seguro los que son padres/madres me comprenderán mejor. Confío en el sentido empático de todos y todas. Infinitas gracias.

 

Me despido con un gran dolor.

[gallery ids="31885,31886"]

Cargando....