Cerrar Publicidad (10s)

En enero de este año el Tribunal de Ética del Colegio Médico en la Región del Biobío, amonestó al presidente del departamento de Derechos Humanos de la orden, Enrique Morales, a petición de los doctores Ana María Rosas, Marcelo Maturana, Paula Vergara e Igor Silva, quienes lo denunciaron por no consultarles a ellos en la aplicación del Protocolo de Estambul a Lorenza Cayuhán, y que estableció torturas en el parto engrillado que tuvo la comunera en el Sanatorio Alemán de Concepción.


El sancionado apeló a esta resolución con el argumento principal que la norma internacional contempla solo el relato de la afectada en este caso, y el Tribunal de Ética del Colegio Médico a nivel nacional, revocó la sanción impuesta con un veredicto revocatorio e inapelable.


El doctor Enrique Morales expuso que “establece que el rol del perito que hace una un procedimiento médico o psicológico a una persona que alega haber sufrido tratos crueles, inhumanos o tortura es un rol independiente, incluso de sus propios pares, de los poderes del Estado y de alguna manera tiene que recoger lo que hay de evidencia en una persona, la que debe declarar fuera de cualquier presión y eso es muy valioso”.

Cargando más noticias...