Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

El hermano de Karadima: "Fernando nos despreciaba, no nos quería"

Foto: La Tercera

Publicado por Sergio Fuentes

18/06/2018 09:57:12

Óscar Karadima, uno de los hermanos menores de Fernando, el ex párroco condenado por abusos sexuales. Señaló las consecuencias que ha tenido para su familia y la reunión que tuvo con el Papa Francisco en el vaticano.

El 21 de abril de 2010 es una fecha que nadie en la familia Karadima Fariña podría olvidar. Mucho menos Óscar, que despertó por la mañana con el sonido del teléfono. Su señora contestó. Era su hijo. “Prendan el computador”. Óscar se levantó, encendió su equipo y en los minutos en que el computador demoró en iniciar, Óscar ni siquiera lo pudo imaginar. El nombre de su hermano en primera plana, acusado de abusos sexuales.

En una entrevista con La Tercera, Óscar, aclaró que él viajó con el segundo grupo de víctimas de su hermano al Vaticano. Su nombre no fue público, pero cuenta que tuvo la oportunidad de hablar con el Papa por los abusos cometidos por Fernando Karadima: "Me pidió que les transmitiera a mis hermanos, a mis hijos y a mis nietos el lamento suyo y que pedía perdón por lo que habíamos sufrido".

En una foto de su familia que llevaba Óscar, el Papa Francisco escribió: "A la familia de Óscar Karadima, con mi bendición y mi dolor por tanto sufrimiento que llevan. A nombre de Fernando, mudo e incapaz de caer en la cuenta, les pido perdón".

Agrega que en su cita con el sumo pontífice "le dije que quería denunciar a Barros, a Tomislav Koljatic, Andrés Arteaga y Horacio Valenzuela, a quienes conozco desde muy jóvenes, y que fueron testigos y encubrieron los abusos. El Papa me detuvo y me dijo: 'Hábleme de Barros'. Y yo le dije: 'Su Santidad, el obispo ha mentido. Era amigo de mi hermano y, en cierto modo, podría decir que pertenecía a su círculo de hierro".

"Todo el mundo sabe que ellos fueron obispos porque mi hermano Fernando consiguió que lo fueran, a través de la amistad o cercanía que tenía con monseñor (Ángelo) Sodano, que en ese entonces era secretario de Estado del Vaticano", sostiene Óscar.

Por otra parte, Oscar confesó que la relación con su hermano siempre fue difícil: "Nos despreciaba, no nos quería. Él tenía una actitud altanera. Él se creía superior a todos. No nos respetaba, no nos tomaba en cuenta. No nos dio nunca su número de celular".

Aseguró además que su Fernando Karadima jamás les ha dado una explicación por lo sucedido, ni les adelantó lo que se venía y mucho menos les ha pedido perdón.

"Mató el apellido, mató nuestra sangre. Fernando nos mató como familia con esto", aseveró en relación al castigo social que ha enfrentado la familia Karadima y los insultos que reciben a diario.

Cargando....