Cerrar Publicidad (10s)

Alejandro Goic, Obispo de Rancagua, oficializó una misa en la comuna de las Cabras, una de las parroquias que sufrieron la suspensión de sus sacerdotes tras el caso "La familia".

Ahí, delante de la población, el prelado recalcó que espera que se descubra la verdad de lo sucedido tanto en los tribunales civiles como en los eclesiásticos.

"Todos ustedes saben el dolor que experimenta la Iglesia en nuestra diócesis, el país y en el mundo entero”,comenzó expresando, según reprodujo Radio Cooperativa.

Añadió para cerrar que “de todo este dolor saldrá algo nuevo, surgirá la vida, surgirá algo nuevo de mayor fidelidad a Jesús".

Cabe recordar que la diócesis de Rancagua tiene suspendidos a 14 sacerdotes por abusos sexuales, de poder y conductas impropias.

Cargando más noticias...