Cerrar Publicidad (10s)

Los padres de Camilo Arriagada Barrientos, trabajador de Huachipato asesinado en la Autopista, entre Concepción y Talcahuano, exigen la pronta captura de los responsables de la muerte de su hijo de 23 años. En su domicilio en Hualpén, han recibido enormes muestras de cariño tras el inesperado deceso del joven, quien falleció tras recibir un disparo mientras iba en motocicleta junto a su hermano.

Según relató el padre, Luis Arriagada a Diario La Estrella, “mi hijo contó que los venían apuntando con un láser desde antes de llegar al Mall Plaza Trébol, pero pensó que podían ser niños jugando. En el acceso hacia Las Golondrinas, los tipos les tiraron el auto encima e hicieron que se cayeran. Les dijeron que se subiera la careta del casco de la moto. Ahí uno sacó el arma con el láser y le disparó a matar a Camilo, que no se levantó".

Cabe recordar que el muchacho no tenía ningún antecedente penal. Todo lo contrario, era padre de un hijo y un esforzado trabajador de CAP Acero. "Era un buen hijo, alegre y trabajador con proyectos, porque quería armar su propio negocio. Tenía un hijo pequeño y no sabemos qué pasó. Pensamos que los sujetos se pueden haber confundido o fue motivado por envidia. No lo sabemos". Añadió el papá.

Por su parte, Pamela Barrientos, la mamá del joven fallecido sostuvo que "quiero que se haga justicia, para que no muera más gente inocente". El funeral de Camilo es hoy, en el cementerio Parque del Sendero.

Cargando más noticias...