Cerrar Publicidad (10s)

Una menor de edad tuvo que esconderse en la leñera de su casa y taparse con palos y tablas, luego de que se diera quenta que cuatro asaltantes habían ingresado a su casa, en la villa Icalma, en San Pedro de la Paz. Desde su escondite, la niña de 15 años le avisó por Whatsapp a su mamá sobre la presencia de los hombres al interior del domicilio.

Según relató la madre de la niña a Diario La Estrella de Concepción, "estaba en mi trabajo y a eso de las 19.50 comenzaron a llegarme mensajes por Whatsapp de mi hija, diciéndome que escuchó voces de hombre, que habían entrado unos tipos a la casa y que luego los sentía echar cosas en bolsas. Quedé con una angustia terrible, pero traté de calmarme para decirle qué hacer".

El testimonio añade que la mujer, a través de mensajes, le indicó que se encerrara en su dormitorio, y que luego saliera por una pequeña ventana hacia el patio. "Después, le dije que se quedara encerrada en la leñera, porque ya estaba oscuro y ahí no la iban a ver. Ella se tapó con unos palos y tablas, para quedar escondida. Mientras tanto yo avisaba a quienes estuvieran más cerca, para que fueran a ayudarla. Intenté comunicarme con Carabineros también", afirmó la mamá.

Gracias al actuar de la menor y las indicaciones de su mamá, los sujetos no la encontraron. Afortunadamente para la niña y su mamá, el daño fue sólo material. El hecho causó gran conmoción entre los vecinos de dicho sector sampedrino. Dirigentes del barrio piden ayuda urgente a las autoridades para frenar el problema que enfrentan con la delincuencia. Esperan que el municipio pode los matorrales, ya que afirman que los delincuentes los utilizan para ocultarse.

Cargando más noticias...