Cerrar Publicidad (10s)

Existe alerta, temor y preocupación en Coronel luego de conocer que 21 personas, 14 niños entre cuatro y 13 años, y siete adultos, tienen niveles sobre lo normal de metales pesados en su sangre. La comunidad estudiantil Rosa Medel fue la estudiada. Casi el 20% está contaminada.


Juana Hernández, es apoderada del colegio y se practicó el examen. Para su sorpresa está dentro de los adultos con presencia de mercurio, cadmio, plomo, aluminio y antimonio. “Como personas afectadas es otra la postura, son sentimientos encontrados, sabiendo que tenemos empresas que están a pasos de nosotros y sentir que estar en un lugar que a mí me gustaba porque estamos cerca del mar, hoy creo que es peor, porque día a día nos están matando”, reflexionó.


No solo los afectados lo pasan mal, el resto de la población dice sentir miedo. Daniel Peña es un ex minero, vecino de Coronel y reconoce que “es lógico que tenemos miedo, que nuestros hijos, familiares, nietos se contaminen, si en realidad hasta nosotros podemos estar contaminados, quien sabe, por eso es necesario que todos puedan examinarse. Nosotros estamos pensando en irnos de Coronel porque el miedo de mi gente es real”, añadió afligido.


La contaminación es un tema que adquirió mucha más fuerza cuando un grupo de trabajadores estableció a través de exámenes una enfermedad laboral derivada del manejo sin protección de asbesto. Ellos son los Trabajadores Unidos Contra el Asbesto, los denominados Tucas, y su presidente, Omar González, llamó al Estado a hacerse cargo.


Para el viernes se convocó a una marcha masiva al mediodía. También se espera que en las próximas horas las autoridades confirmen el cierre de la escuela Rosa Medel y el traslado de la totalidad de la comunidad estudiantil a otros establecimientos.

Cargando más noticias...