Cerrar Publicidad (10s)

Este viernes, al menos dos personas murieron y tres resultaron heridas luego de que un hombre, que afirmó lealtad al autodenominado Estado Islámico, abriera fuego en un supermercado en Trèbes, al sureste de Francia, y permaneciera encerrado en el lugar con un número desconocido de rehenes.

El hombre, que fue abatido, según informó el ministro del Interior, Gérard Collomb, primero disparó contra agentes policiales cerca de la ciudad de Carcassone. En este ataque, uno de los funcionarios sufrió una herida leve en un hombro.

Por su parte, el primer ministro francés, Edouard Philippe, aseguró que se trata de "una situación seria" y más tarde sostuvo que todo indica que se trataría de un acto terrorista.

Cargando más noticias...