Cerrar Publicidad (10s)

En cuatro años el gremio de los contratistas forestales dan cuenta de 300 maquinarias quemadas en 90 atentados, que afectan a 6500 funcionarios, de los cuales un número importante enferman o tienen miedo de volver a sus lugares de trabajo a causa de los ataques incendiarios. En cifras las pérdidas representan 34 mil millones de pesos.


Por este motivo alrededor de 900 personas manifiestan su descontento por las diversas situaciones que les toca vivir en el marco de la causa mapuche.


“El motivo de esta movilización es de rechazo a lo que nos ha pasado durante los últimos cuatro años. El balance es desastroso. No esperamos una solución hoy día pero si queremos decirle al Gobierno que viene que este gremio ya se movilizó, se aburrió, se cansó y basta de atentados; queremos acciones efectivas y soluciones inmediatas”, dijo René Muñoz, gerente de la Asociación de Contratistas Forestales que opera entre las regiones del Maule y Los Ríos.


Sin ingresar las máquinas, por momentos las mismas personas son la que cortan el tránsito lo que genera una alta congestión en ambas direcciones. Las soluciones efectivas e inmediatas que exige el gremio es la declaración de estado de excepción constitucional, la denominada zona roja del conflicto mapuche.

Cargando más noticias...