Cerrar Publicidad (10s)

A pocos días de que comiencen las clases, personal del Laboratorio de Criminalística (Labocar) realizó una campaña preventiva advirtiendo a los compradores que lo “barato sale caro” e invitó a los padres a que en los útiles escolares opten por aquellos productos que se encuentran debidamente certificados.


En ese sentido, el recorrido no sólo contempló educar a los usuarios, pues también fueron visitados varios locales comerciales  de la Vega Monumental con el fin de educar a todos sobre la importancia de la certificación y el riesgo que pueden significar los materiales escolares que de procedencia conocida como, por ejemplo, el tener en su composición una alta concentración de metales o productos químicos que a largo plazo podrían traducirse en problemas de salud para los alumnos.


Además se aprovechó la instancia para enseñar a los locatarios cómo identificar cuando un billete es falso evitar así  el ser estafado.  A los consumidores se les invitó a  tener cuidado al momento de utilizar sus tarjetas como medio de pago por el riesgo que existe de clonación.

Cargando más noticias...