Cerrar Publicidad (10s)

Desde enero que la Dirección Regional Biobío, ha recibido denuncias por presencia de un lobo marino común con un elemento de amarre en el cuello, el cual ha sido observado por turistas en el sector de La Poza en Talcahuano.

 

Se trata afectivamente de un Lobo marino común (Otaria flavescens), macho adulto, de una longitud aproximada de 3 mts y estimación de peso de 300 kgs.  El animal se observa atento al medio, su respiración es normal, se alimenta sin problemas y se desplaza por tierra y agua con normalidad, indicó la Directora regional, Lilian Troncoso.

 

“El animal presenta una laceración en el cuello que compromete piel y tejido graso de 2 cms de ancho por 2 cms de profundidad, provocada por un elemento de amarre que no presenta características rígidas, por lo que se presume se trataría de algún tipo de plástico. Cabe mencionar, además, que en una nueva inspección se constató que en el sector hay dos lobos marinos con elemento de amarre al cuello”, informó Astrid Guerra, Encargada del programa Gestión Ambiental de Sernapesca Biobío.

 

La unidad de rescate de Sernapesca ha efectuado vigilancia activa de los ejemplares para determinar su conducta, lugares de avistamiento, dónde se vara  y evolución de la herida a objeto de planificar el mejor procedimiento de desenmalle. Así mismo se han elaborado distintas alternativas de manejo que sean seguras para los funcionarios y para los animales.

 

“Actualmente, y dado que el elemento de amarre se observa más suelto en el cuello y por fuera de la laceración (situación diferente a lo observado en enero), se hacen gestiones para cortar el elemento con un kit de desenmalle a distancia, mientras el ejemplar duerme en una superficie en tierra, pero ha sido infructuoso hasta el momento”, explicó Guerra.

 

Respecto al origen del elemento de amarre, la hipótesis probable es que se deba a alguna interacción del ejemplar con artes de pesca al tratar de obtener su alimento o alguna acción maliciosa de terceros.

Cargando más noticias...