Cerrar Publicidad (10s)

Hoy se conoció la sentencia en contra de un padre e hijo condenados por cometer tres homicidios frustrados tanto en la comuna de Hualpén como de Talcahuano. A Ricardo Peralta Pino, el padre se le otorgaron 12 años por los tres homicidios fallidos, otros 3 años por portar un arma de fuego prohibida y además 541 días por la municiones. En tanto Ricardo Peralta Silva, su hijo, recibió 12 años solo por los homicidios frustrados.


“El Tribunal finalmente emite veredicto condenatorio por varios de los delitos. En definitiva el padre termina siendo condenado por tres delitos de homicidio frustrado, asimismo tenencia ilegal de arma de fuego prohibida y municiones. En el caso del hijo fue sancionado por los tres delitos de homicidio frustrado”, detalló el fiscal de Talcahuano, Pablo Pucheu.


El primero de los hechos ocurrió el 27 de octubre de 2015, cuando en el pasaje Rumania de Hualpén agredieron a una víctima con la que tenían rencillas anteriores., donde además de golpearlo le dispararon, lo cargaron y lo llevaron hasta un contenedor de basura, al cual intentaron introducirlo sin éxito. La víctima recibió ocho impactos balísticos que le causaron lesiones graves.


Cuatro días más tarde, en tanto, un grupo de personas que iba en un vehículo por la población Nueva Los Lobos fue seguido por los dos condenados, quienes iban en otro automóvil, desde el cual dispararon en contra de las víctimas. Al llegar a una calle sin salida, dos de estas últimas bajaron del vehículo y recibieron impactos de bala por parte de Peralta Pino.

Cargando más noticias...