Cerrar Publicidad (10s)


Sorpresa y preocupación causó en la tranquila caleta Llico en Arauco, cuando la tarde de ayer cerca de 25 ejemplares de delfines grises encallaron en la playa.





La rápida acción de pescadores y turistas que estaban en el lugar fue ingresar al agua inmediatamente para ponerlos en si hábitat y evitar una muerte masiva, lo que se logró con éxito.





"En los últimos 7 dias registramos un evento de surgencia fuera del Golfo de Arauco, con una ascensión de aguas profundas ricas en nutrientes pero pobres en oxígeno. Los delfines estaban alimentándose de jibias y mantarrayas, las que al verse acorraladas ingresaron al Golfo y los delfines las siguieron, llegando a la orilla provocando la varazón" explicó, Carlos Navarro, jefe del  área acuicultura Sernapesca Biobío.





El profesional a la vez confirmó que en las últimas encontraron un ejemplar muerto, por lo que en coordinación con la Armada prepararon un operativo para sacarlo a tierra y llevarlo hasta la Universidad San Sebastián en Concepción para practicar la necropsia que entregará indicios de lo ocurrido con la manada varada.



Cargando más noticias...