Cerrar Publicidad (10s)

Por circunstancias de la vida, la señora Bernarda Vásquez Retamal dejó de ver a su hija cuando tenía sólo dos meses y medio de vida. Sin embargo Macarena Rojas Vásquez, tras 30 años de alejamiento, decidió encontrar a su madre pidiendo ayuda a Carabineros.

Fue así como los encargados de la Oficina de Asuntos Comunitarios junto a Delegados de Cuadrante de la 1° Comisaría Los Ángeles, iniciaron las diligencias para encontrar a la madre de Macarena.

En menos de una semana las gestiones arrojaron resultados exitosos ya que la señora Bernarda fue ubicada en la comuna de Linares en la Región del Maule y accedió de inmediato a la petición de acudir al reencuentro en Los Ángeles.

Así, la mañana del 22 de octubre, junto a los nervios por lo que ocurriría y esa ilusión de conocerse madre e hija, el anhelado reencuentro se concretó. Un momento emocionante, donde el tiempo simplemente se detuvo en dependencias de la unidad policial.

Los carabineros presentes orgullosos por lo logrado, no pudieron contener la emoción al ver el abrazo de una madre con su hija que luego de 30 años volvieron a unir sus miradas y esta vez para siempre.

El Suboficial Mayor Pedro Venegas, encargado de la Oficina de Asuntos Comunitarios señaló que “estamos muy contentos y emocionados por lo que hemos conseguido. Estos son los momentos que nos llenan el alma y nos hacen sentir el orgullo de ser Carabineros”.

Todos muy felices y emocionados, compartieron juntos en la unidad policial y celebraron un nuevo reencuentro familiar gestionado por Carabineros de Chile como tantos otros que han sido igualmente agradecidos por la comunidad.

Cargando más noticias...